Federico Bal está totalmente abocado a su faceta de actor y terminó de rodar la segunda película que se estrenará en poco tiempo. Este año el hijo de Carmen y Santiago decidió no ser parte de Bailando por un sueño y darle un vuelco a su carrera.

Fede ya dirigió y actuó junto a su padre en Rumbo al mar, un film rodado íntegramente en Tucumán; y ahora fue parte del elenco de Crímenes imposibles, una película del género de terror. Para esta película el actor realizó un rotundo cambio de look al raparse por completo.

Aquí el tráiler de Crímenes imposibles:

Embed