Lo Ultimo | Facundo Mazzei | Guido Kaczka | Bienvenidos a bordo

Facundo Mazzei le revela a Guido Kaczka su segundo nombre

Durante una transmisión de Bienvenidos a Bordo, el bailarín Facundo Mazzei no se mostró muy feliz de revelar datos de su identidad

Le fue difícil a Facundo Mazzei no decirlo, pero al final no le quedó de otra. El bailarín reveló cuál es su identidad, aunque no le agradó hacer la confesión. “¡Qué difícil! ES Norberto”, dijo ante la pregunta de Guido Kaczka en Bienvenidos a Bordo. Puso los pulgares hacia abajo en señal de disgusto, y es que al artista le sorprendió la pregunta aunque la respuesta la dio entre risas.

Guido Kaczka ya había revelado el suyo ante las cámaras. “Soy Guido Marín”, confesó y posteriormente interrogó a Facundo Mazzei. Al obtener la respuesta, le contestó de forma divertida: “¡Facundo Norberto Mazzei! Tinelli lo tiene que presentar así”. Ya antes, Kaczka logró que otros artistas hicieran confesiones similares.

facundomazzei1.jpg

Facundo Mazzei no fue el único de la noche a quien le tocó decir al aire esos datos. Otros invitados de Bienvenidos a Bordo también hicieron sus revelaciones. El humorista Rodrigo Vagoneta habló sobre el misterio es su apellido, confesó que se llama “Rodrigo Rodríguez”. Adabel Guerrero informó que su segundo nombre es Anahí y el actor y modelo Mario Guerci se llama Ricardo.

No es la primera vez que Guido Kaczka sorprende con momentos divertidos e intenta revelar datos íntimos en Bienvenidos a Bordo. En una oportunidad reciente, él mismo fue el protagonista de esas revelaciones al compartir un momento romántico con su esposa e, incluso, cantar al aire.

facundomazzei2.jpg

“A ver, poné el tema de Gianluca Grignani. El otro día lo puse bien fuerte en mi casa. ¡Escuchá, es este!”, pidió Kaczka y al fondo sonaba el famoso tema Mi historia entre tus dedos, del reconocido artista. “Yo caminaba por la casa”, continuó relatando, al mismo tiempo que se desabotonaba el saco. Y cerró, pícaro, sin dejar de tararear varias estrofas de la canción: “Me relajo, ¿viste? Mi mujer me miraba. Debía pensar ‘qué carozo’… ¿Debía pensar ‘qué carozo’?”.

Dejá tu comentario