La mujer del trompetista de El Pepo, fallecido en el accidente donde manejaba el cantante, dio a luz a su bebé hace dos semanas, y por primera vez habló de su estado de salud y de las novedades de la causa.

Romina Sánchez, la mujer de Nicolás Carbajal, habló con Confrontados (El Nueve): "Todo es muy difícil. Ir a la maternidad a tenerlo sin que esté Nico. Estas semanas que estuvo internado solo podía estar la mamá y el papá así que tuve que estar 24 horas con él y mi hija mayor con gente que no está habituada", señaló.

Romina contó que Mateo, su hijo, nació el 27 de septiembre pero estuvo internado por una infección urinaria y que aunque le dieron el alta tiene que llevarlo cada dos días a control porque está en tratamiento.

La mujer se mostró dolorida por la situación que está viviendo y señaló: "Decidí entrar sola al parto, sentía que ese lugar era de él y no quería que lo ocupe otra persona, lo venía pensando pero lo decidí a último momento". Y en diálogo con Rodrigo Lussich y Carla Conte agregó que el nombre se lo eligió Nicolás. "Yo quería otro nombre, pero a él le gustaba Mateo, así que le puse Mateo Nicolás".

Romina hizo hincapié en el nuevo pedido de detención domiciliaria que pidieron los abogados de El Pepo para el cantante, y sostuvo: "El abogado de El Pepo nos falta el respeto todo el tiempo".

Asimismo, Charly, el hermano del trompetista fallecido, añadió: "El Pepo dice que está mal por sus amigos, si está mal tiene que aceptar la culpa y quedarse en la cárcel. Nosotros estamos muy mal, con la llegada de Mateo estamos enloquecidos con él pero a la vez tristes porque falta mi hermano, el día a día es muy difícil, mi papá está muy mal, hay días que no quiere levantarse de la cama".

"Nos pone muy mal estos pedidos para que él esté en su casa. Están buscando todo para mandarlo a la casa. Pero no hay mucho para pensar, hizo todo mal. Está mejor que nosotros", señaló Charly.

Embed

Aparecen en esta nota: