La relación de los mediáticos hermanos Süller nunca fue buena, pero a partir de la muerte del padre de la familia todo empeoró. Hoy están al límite, con la madre (Nélida) viviendo con Guido, Silvia de nuevo en un hotel, tras pasar un mes en la casa familiar, y Marcelo -el hijo adoptado por la familia- en la calle, luego de ser denunciado por violencia doméstica: en un escándalo sucedido hace un mes, amenazó de muerte a su hermana y a la madre, rompió un televisor y dejó varios estragos en la casa. A raíz de eso hubo una denuncia y ahora tiene una perimetral que le impide llegar allí o acercarse a 90 metros. Quisieron internarlo en un psiquiátrico.

Los hechos:

El viernes Silvia y Guido se presentaron en el juzgado civil n°12 donde denunciaron a su hermano Marcelo por violencia doméstica: la intención de la familia es que Marcelo termine internado en el hospital Borda y echarlo de la casa.

Marcelo ya había anticipado que esto pasaría porque había problemas con la herencia de la familia; él es el único hermano que aún vivía con su madre, pero según contó hace alrededor de 30 días Silvia -que está muy mal económicamente- volvió a vivir a la casa de su madre.

Marcelo se presentó para contar lo sucedido en el programa Confrontados (El Nueve, Lunes a Viernes 15hs).

''La verdad no lo esperaba, pero llegó el día, me echaron como una rata’’, relató.

Marcelo admitió que tuvo un momento de violencia: ''Yo tuve una discusión, una especie de brote y tiré la tele contra el piso’’.

Según contó Marcelo, desde que Silvia se instaló en la casa de los padres la relación era insostenible.

El hermano de Guido y Silvia relató que tiene una perimetral y no puede acercarse a su domicilio, ni a su mama.

''Me encuentro sin ropa, sin plata, sin documentos, el viernes estuve en la casa de un amigo y anoche en la casa de mi hijo’’.

Luego Marcelo habló de la convivencia con su hermana Silvia:''Yo no voy a cocinar y limpiar para los demás, para mi vieja sí, pero a los demás no’’.

''Mi mamá está en la casa de mi hermano Guido, yo salgo a hacer un trámite y cuando vuelvo no estaba mi madre’’.

Guido se comunicó con el programa que conducen Rodrigo Lussich y Carla Conte para dar su versión de lo sucedido:

''Mi mamá está viviendo conmigo desde el 2 de septiembre debido a los hechos de violencia que vivió junto a Silvia’’.

''Él estaba con su novia, ella trajo mucho alcohol y él estaba tomando mucho, Marcelo discutió con la novia, después en un estado alterado empezó a discutir y tirar todo’’.

Guido también aseguró que agarro a su mamá contra la pared y según dijo tiene pruebas de todo.

Luego Guido declaró que su hermano Marcelo arrinconó a su madre contra la pared: ''Pudo haberla matado. Le revoleó una estufa, tanto mama, como Silvia se transformaron en rehenes de él''.

Embed
Embed

Embed