Varias fueron las negociaciones para que Luis Miguel formara parte del Festival de Viña de Mar.

"Las trabas para transmitir su show, así como también el complejo presente del cantante, que se ha visto envuelto en cancelaciones de conciertosy presentaciones de regular calidad en el último tiempo" fueron algunos de los motivos de la baja, según informaron en CNN Chile.

Luis Miguel había participado en pleno éxito del festival en 1986, y luego de su resurgimiento tras la serie de su vida, muchos eran los productores que querían volver a tenerlo en el escenario.

Pero se sabe que el festival es conocido por la alta exigencia de su público, y se cree que el cantante no podría soportar un mínimo silbido, tras lo cual habría decidido no exponerse.

Aparecen en esta nota: