Lo Ultimo | Isaac Hernández | Alguien Tiene que Morir | actor

Isaac Hernández, el bailarín de Alguien tiene que morir, ahora triunfa como actor

El mexicano Isaac Hernández es el primer bailarín del English National Ballet, y se luce con su primera participación como actor en Alguien tiene que morir.

Aunque la crítica no ha recibido nada bien a Alguien tiene que morir, la serie se encuentra en el número uno de lo más visto en Netflix. Lázaro, interpretado por Isaac Hernández, es uno de los personajes principales Alguien Tiene que Morir. Este joven mexicano y bailarín de profesión está siendo uno de los más destacados por los que se han animado a ver la serie que supone su debut como actor.

Pertenece a la élite de la danza de todo el mundo. Es el primer bailarín del English National Ballet y tomó gran parte de su experiencia personal para componer su personaje en Alguien tiene que morir. Tiene 30 años, nació en Guadalajara y es el séptimo hermano de once. Se formó en el Ballet Nacional de México y allí al bailarín ruso Yuri Nureyev, quien le recomendó el Harkness Ballet. Hernández se fue Nueva York y pasó allí catorce años entre el Harkness Ballet y el Harlem Ballet Theatre.

Isaac Hernández.jpg

En 2018, Isaac Hernández se convirtió en el primer bailarín mexicano en ganar el Premio Benois al Mejor Bailarín del Mundo, es decir, el máximo galardón que un bailarín de ballet puede recibir.

En 2019 interpretó el ballet Don Quijote, en la versión de Vladimir Vasilyev en el teatro Colón de Buenos Aires, junto a Margarita Shrayner, del Bolshoi de Moscú.

Embed

Isaac Hernández ha dado la vuelta al mundo como bailarín profesional de ballet, acumulando reconocimientos por su talento y ahora gracias a Manolo Caro, prueba una nueva faceta como actor en Alguien tiene que morir para Netflix.

Su personaje es Lázaro, un bailarín que llega a España a la casa de su mejor amigo: Gabino (Alejandro Speitzer), pero su visita no es bien recibida por los miembros de la familia y a partir de eso se desencadena una serie de eventos poco honorables.

Alguien tiene que morir.jpeg

Para Hernández, haber aceptado la incursión en el mundo de la actuación era un paso inevitable, ya que a lo largo de su carrera como bailarían había recibido un sinfín de ofertas, pero ninguna que le interesara como Alguien tiene que morir, la cual toca temas oportunos, como la búsqueda de la identidad, la represión sexual, la homofobia, entre muchos otros de los cuales Isaac quería ser parte; a esto sumémosle que su personaje plasmó en pantalla lo que mejor sabe hacer: bailar.