Cine | Imanol Arias | Arias | Actor

Imanol Arias irá a juicio oral por evasión fiscal

El actor español Imanol Arias podría pagar hasta 30 años de prisión, en caso de ser declarado culpable

El actor Imanol Arias deberá ir a juicio, acusado de evasión fiscal. Hoy se conoció la noticia de que después de años de investigación, la fiscalía anticorrupción consiguió que la causa abierta contra el actor, su compañera de elenco Ana Duato y otros 29 acusados fuera elevada a juicio oral.

En marzo se habían informados los detalles del expediente que estaban pendientes de la decisión de pasar al instancia de juicio que se confirmó hoy . Si llegara a ser encontrado culpable, Arias podría pagar una pena máxima de hasta 30 años de cárcel y una multa de 10 millones de euros, que se sumarían a los 2,3 millones que ya pagó en concepto de multas por los aportes adeudados al fisco español entre 2009 y 2010.

El caso comenzó cuando la fiscalía empezó a investigar a la firma de abogados Nummaria que había creado una estructura que, según la acusación, le permitió al actor Imanol Arias ocultar al fisco parte de sus ganancias, principalmente procedentes de su participación en la serie Cuéntame cómo pasó, en la que también trabaja Duato, donde ambos interpretan a una pareja que recorre la historia de España, desde la llegada de la democracia hasta la actualidad. El programa de TVE que se emite desde 2001, lleva veinte temporadas en el aire y en agosto retomaría las grabaciones de la 21a.

Imanol Arias y Ana Duato irán a juicio con petición de cárcel

El acusado más comprometido en el caso es el abogado Fernando Peña (casi 300 años de cárcel), por liderar la organización criminal con la que se cometió el fraude. Entre los 31 acusados por estos hechos figura también el marido de Duato, Miguel Ángel Bernardeau, productor de Cuéntame cómo pasó , para el que la fiscalía pide 18 años de cárcel.

Según la fiscalía, Arias "contrató los servicios del despacho Nummaria con el fin de mantener una estructura societaria artificiosa cuya finalidad era la ocultación de rentas" de sus "importantes ingresos procedentes de su participación en una serie de televisión". El actor, como tantos otros de sus colegas, cedía sus derechos a una sociedad, que era la que firmaba los contratos. Igualmente, se fijaba "una retribución para el actor por un importe muy inferior a la facturado por los servicios". Por los cálculos del ministerio de Hacienda, el monto de la defraudación de Arias entre 2009 y 2015 sería de alrededor de 2,78 millones de euros. Hasta ahora, no se sabe si los actores están negociando con la fiscalía.