Lo Ultimo | Carmina Barrios | Paco León | madre

Carmina Barrios, madre de Paco León, se deja todo en un programa de televisión

Carmina Barrios, madre del reconocido actor, Paco León, confesó muchos detalles de su vida en una entrevista con Bertín Osborne.

Barrios empezó reflexiva, eso sí, y habló sobre la pandemia por COVID-19 que ha azotado al mundo. "Esto es que la naturaleza está enfadada con todo el mundo ya, no dejamos de hacer putadas y como no nos estamos portando bien, la naturaleza dice 'anda, hijos de puta, ahora os vais a cagar todos'".

Carmina Barrios y Paco León.jpg

Luego, vino uno de los momentos más curiosos de la noche cuando explicó el origen de su nombre: "Me llamo Josefina del Carmen, pero a mi madre no le gustaba mucho el de Josefina, porque así se llamaba mi abuela. No lo quería y por no discutir con mi padre optaron por Josefina del Carmen". Confiesa que de pequeña era muy fea y su madre la tapaba: "Yo nací en la clínica de Fátima. De chica como era feílla mi madre me ponía un gorrito. Me decía que era muy fea. Nací allí y después he vivido toda la niñez en Triana".

Carmina Barrios y Paco León 2.jpg

Tras ello habló sobre algunos rasgos de su personalidad: "Mi padre era policía. Era recto, pero tenía un corazón grande. Recto en su forma de educarnos. Conmigo no pudo. Me obligaba mucho a ir a misa. La ilusión de mi padre era que yo fuese monja. ¡Qué coño yo monja! No sé por qué, era muy religioso. Me decía 'hasta que no vayas a misa, no sales'". Su madre fue ama de casa, explica: "Era una fanática de la limpieza. Cada cosa tenía su hora; para la plancha, para coser. Siempre estaba liada. La pobre era muy calladita, el carácter lo tenía más mi padre. Yo he salido más a mi padre".

Carmina Barrios 2.jpg

Confiesa que solo tiene un hermano, Alejandro, también policía, aunque retirado: "Todos en la familia de mi padre han sido policías. Mi padre cuando salía el himno de España en la tele se ponía de pie y se cuadraba. Yo hubiera sido buena militar. Me gusta, la verdad". Asegura que estudiar no era lo suyo: "En el colegio era un desastre, malísima estudiante. En mi época siempre estábamos o rezando o en el patio cantando el himno de España. Decíamos 'Franco, Franco y Franco'. Así nos llevábamos todo el tiempo".