España | Blanca Suárez | Javier Rey | Novio

"No la traté mucho": El novio de Blanca Suárez sentía antipatía por ella

Blanca Suárez y Javier Rey, ofrecieron una entrevista en la que destacó la complicidad que hay entre ambos. El novio de la actriz aseveró que no siempre fue así

La entrevista que Blanca Suárez y su novio, Javier Rey, ofrecieron en El Hormiguero no pasó desapercibida. La pareja estaba promocionando su último trabajo cinematográfico en el que la actriz vive un triángulo amoroso.

Tanto Blanca Suárez como su novio lograron coincidir en El verano que vivimos. De hecho, fue justamente durante el rodaje de esta película que ocurrió el enamoramiento entre ambos. La entrevista en televisión sirvió para que evidenciaran la química y complicidad que hay entre ambos.

blancasuarez1.jpg

En esta oportunidad, Pablo Motos, conductor de El Hormiguero, le concedió a Blanca Suárez el título honorífico de invitada platino en el programa. Y una de las reacciones de la actriz fue, a modo de broma, darle envidia a su pareja con un comentario particular.

“Sigue trabajando y algún día podrás serlo”, le lanzó la española a Javier Rey, en medio de un momento jocoso.

Ante esto, Pablo Motos intentó sacar provecho del momento, lanzando más leña al fuego. Allí le preguntó al actor si los rumores que circularon en los que se aseguraban que en un principio ella no le caía muy bien eran ciertos, su respuesta sorprendió a todos.

“¡Y sí! No la traté mucho, yo tenía un papel de paso. Cuando llegué al rodaje el tren ya estaba en marcha y, claro, no te da tiempo de conocer a la gente”, dijo Javier Rey.

blancasuarez4.jpg

Hay que resaltar que, tanto Blanca Suárez como su novio, Javier Rey, se han sometido a un juego realizado por Trancas y Barrancas, donde se enteraron de algunas cosas del pasado del otro que hasta ahora eran desconocidas para ambos.

Entre estos detalles que hasta ahora eran inéditos para ambos, está que la madrileña no sabía que su novio, para poder vivir cuando recién llegó a la capital de España, debió trabajar de teleoperador, nada más y nada menos que vendiendo pescado.