España | Ana Obregón | hijo | mensaje

"Jugando a ser médicos": Ana Obregón descarga a los políticos frente a la pandemia

Ana Obregón apareció para conmemorar cinco meses del fallecimiento de su hijo. En su mensaje envió condolencias a las familias víctimas del Covid-19

Cinco meses transcurrieron desde que el dolor intenso se apoderó de la vida de Ana Obregón. La celebridad apareció en redes sociales para rendir homenaje a su hijo, fallecido en marzo de este año tras luchar dos años contra el cáncer.

La muerte del hijo de Ana Obregón y su sufrimiento es un tema que ha causado conmoción en toda España. Ha sido una dura travesía de varios meses sumergida en un dolor que la actriz ha compartido a través de publicaciones en redes sociales.

Ana Obregón 2.jpg

Pero, la bailarina ha pedido disculpas a sus seguidores y fans por haber dedicado este tiempo en el que solía hacer reír, para compartir su inmenso dolor.

Sin embargo, Ana Obregón no solo se ha sumergido, comprensiblemente, en su dolor. Ha aparecido recientemente también para comentar algo que, seguramente nadie esperaba. En su última publicación de Instagram, además de hablar de su estado de ánimo, la presentadora hizo una descarga contra los políticos y la gestión gubernamental durante la pandemia.

“Jugando a ser médicos y midiendo constantemente su Ego y su poder, conseguirán tener en su currículum un montón de vidas de españoles”, escribió Ana Obregón en su mensaje.

Ana Obregón.jpg

Ana Obregón dejó ver en su mensaje que hay más muertos por Covid-19 de lo que aseguran las cifras oficiales. Asomó que número de fallecidos por el coronavirus en España no es de 33 mil personas, sino que es una cifra que asciende a más de 50 mil.

En el mensaje Ana Obregón descartó que, por lo pronto, regrese a su vida mediática. La actriz dijo que se encuentra en un “retiro espiritual” y que su lucha es tratar de “soportar la eternidad de su ausencia”, refiriéndose a su hijo. En los últimos días la mediática ha compartido imágenes de su hijo y ha agradecido a su ex esposo, Alessandro Lequio.

Dejá tu comentario