España | Alessandro Lequio | hijo | Ana Obregón

¡Poco a poco! Alessandro Lequio se esfuerza para continuar su vida

Desde la muerte de su hijo con Ana Obregón, en el pasado mes de mayo, Alessandro Lequio trata de recomponer sus ánimos y sobrellevar la pérdida.

Alessandro Lequio hace enormes esfuerzos por continuar su vida, recomponerse de lo que significó la muerte de Alex, su hijo con Ana Obregón. El fallecimiento ocurrió en mayo pasado, luego de que el joven empresario perdiera la batalla contra el cáncer, a los 27 años de edad.

Como es entendible, el dolor ya forma parte de la vida de Alessandro Lequio. El presentador italiano, en las últimas semanas, ha tratado de restablecerse y avanzar , ya que tiene otras personas de las cuales debe hacerse cargo día a día.

alessandrolequio3.jpg

La última decisión de Alessandro Lequio fue despejar la mente, aprovechar el verano junto a su esposa e hija de cuatro años de edad y tomarse unas vacaciones que le ayuden a lidiar con el dolor de perder a su primogénito.

Y es precisamente la pequeña niña, que aún no alcanza los cinco años, quien le ha dado motivos al presentador para recobrar la calma y empezar a esbozar la sonrisa que lo ha caracterizado siempre.

Alessandro Lequio decidió viajar a Pontevedra y darse un descanso cerca de la playa y el mar que caracteriza la zona. Desde allí fue fotografiado compartiendo junto a su pequeña y última hija. Sin embargo, rechazó ofrecer declaraciones a la prensa.

Ana Obregón Álex Lequio Alessandro Lequio.jpg

Las cámaras lograron captar que el colaborador televisivo volvió a estar sonriente junto a su familia, sus ánimos habían mejorado y se le notó contento, todo a pesar de la gran ausencia que significa la partida de su hijo mayor.

Álex siempre estará presente en la vida de Alessandro Lequio, tanto así que antes de irse de vacaciones, hizo una visita a la tumba de su hijo con Ana Obregón y, además, le escribió un mensaje especial en redes sociales:“Lo mejor de mí, antes ahora y después”, se leyó en el perfil del presentador.

Dejá tu comentario