El reencuentro de Diego Maradona y su hijo Dieguito fue muy emocionante, pero trajo internas en el clan Maradona.

A Gianinna Maradona no le cayó nada bien que el encuentro se haga público y mostró su enojo a través de las redes en donde posteó: ''Que triste que se sea cada detalle de un encuentro privado’’.

posteo gianinna.jpg

A raíz de esto Verónica Ojeda muy angustiada le pidió disculpas a Gianinna:

''No fue mi intención que se enoje ni generar nada malo, lo conté porque no tenía por qué ocultarlo, porque vi a mi hijo feliz’’.

Ojeda aseguró que no tenía intención de molestar a la hija del ex jugador y que contar el encuentro le pareció atinado contar este lindo momento:

''Estas cosas también son buenas contarlas porque siempre hay que contar lo malo’’, se preguntó Verónica.

''A mí me hizo muy bien que Diego vea a mi hijo’’.

Embed