Lo Ultimo | Enrique Llamas de Madariaga | Uruguay | periodista

Enrique Llamas de Madariaga contó detalles de su vida en Uruguay

El periodista, Enrique Llamas de Madariaga está retirado hace varios años en Uruguay, contó cómo pasa sus días y recordó algunas anécdotas de su profesión.

El periodista Enrique Llamas de Madariaga tiene 60 años de trayectoria en el periodismo. Fue desde secretario de redacción en Clarín con tan solo 22 años, hasta volverse muy popular al frente de varios noticieros y de ciclos como Si yo fuera presidente por 24 horas, Las 20 en Llamas, Periodismo puro, Parece que fue ayer y el emblemático Videoshow. Su último trabajo en el país fue en radio Rivadavia.

Hace varios años que se el periodista se retiró del medio y decidió irse a vivir a Punta del Este, Uruguay junto a su mujer, la periodista Denise Pessana (con la que compartió por años la conducción del noticiero de América TV). El periodista comenzó la entrevista recordando sus días en las redacciones de la prensa escrita.

image.png

“Fue una muy buena época. Donde no había tantos primeros violines; todos éramos el diario. Un diario era una orquesta. Un vez Félix Laíño me dijo: “Mirá cómo dirijo la orquesta. Sentate al lado mío y escuchá”. Entonces empezó a llamar: “Castiñeiras vaya a tal parte, Díaz a tal otra, Solís a esa otra. ¿Viste que esto es una orquesta?” Luego esa época se terminó y aparecieron las vanidades y los egos, los que sólo querían saber si sus artículos iban a salir firmados”.

Luego habló sobre su relación con los escritores Jorge Luis Borges y Ernesto Sabato que lo consideraban un amigo. “La relación con Borges comenzó en la Sociedad de Distribuidores, donde comíamos una vez por semana. Teníamos grandes charlas, esas que te llenan de vida. Y luego un día me sorprendió en cámara, en un programa de canal 9, cuando me dijo: “Porque usted sabe Enrique que ya somos amigos, ¿eh?”. Ese gesto me llenó de emoción. Él era un solitario y detestaba que se vistieran con su ropa, es decir, que se ufanaran de conocerlo y dijeran “estuve con Borges”. Entendió que yo no chapeaba con nuestra relación”, recordó Enrique Llamas de Madariaga.

“A Sabato lo invitaba muy seguido a Videoshow y se reía porque a veces lo convocaba por motivos muy extraños. Una vez lo llamé y le dije: “Ernesto, los norteamericanos están entrando al subdesarrollo. Están tomando vino y duermen la siesta. ¿Por qué no me lo viene a explicar?” A él le encantaban esas cosas. Con él tuve una relación muy especial. Le gustaba que lo llamaran “maestro””.

Para finalizar, Enrique Llamas de Madariaga contó detalles de su vida en Uruguay junto a su mujer. "Hasta hace poco tenía un programa periodístico en radio Millenium, que hacía con Denise: Coincidencias. Tuve que dejarlo porque debí someterme a una operación muy delicada. Se me estranguló una hernia inguinal y después de la intervención me recomendaron reposo. Por suerte, Denise trabaja aca en Uruguay, como también es martillera abrió una inmobiliaria. Espero que le vaya muy bien, así me mantiene [risas]. Aquí la vida es más tranquila y la gente, en general, es más educada que en la Argentina", cerró.