Después de un duro accidente que tuvo con una moto, Mónica Farro estuvo de invitada en LAM y contó detalles de la tragedia: "Me impactó una moto y el grupo fue tremendo; iba con mi hijo en la camioneta, nosotros salimos ilesos pero me destrozó la parte delantera del auto", señaló.

Pero además de hablar de su presente, Farro se animó a hablar de los años que estuvo con su ex pareja, Juan Suris, con quien estuvo más de 4 años, tiempo que él estuvo preso, y de quien se separó apenas quedó en libertad.

Cuando lo encarcelaron, Farro llevaba dos meses junto a Suris, sin embargo continuó con su relación y lo visitó todas las semanas en la cárcel hasta que salió libre.

"Muchas veces me pregunté y me analicé mil veces por qué estaba con él. Lo que siento hoy es que tuve mil códigos, es muy difícil dejar a una persona detenida. Yo tenía trato con el padre, con la familia, defendía una causa en la que no tenia nada que ver", señaló.

"Los dos primeros años yo estaba muy enamorada, teníamos relaciones sexuales en una habitación que te dan. Vos tenés que llevar la toalla, las sábanas, el preso la decora. Y te dan dos horas para la intimidad. Algunas veces tenés sexo, y muchas veces usas ese tiempo para tomar mate y hablar, porque estás solo", señaló.

"Nunca me revisaron en la cárcel, pero yo me sacaba toda la ropa, la entregaba para que la revisen las mujeres policías y mientras me quedaba en ropa interior esperando". Tenía dos pasillos para pasar, muchas veces bajo la lluvia esperando me preguntaba si valía la pena hacer eso", sostuvo.

"Las mujeres de los presos son muy complejas, en la cárcel me amenazaron varias veces. Si el marido me miraba se armaba lío. Pero nunca fui provocativa, cumplía con los requisitos de ropa que te exigen para entrar", dijo Farro.

"Yo creía lo que él me decía", dijo la actriz.

Embed

Aparecen en esta nota: