Con el estreno de La Odisea de los giles, sus protagonistas Ricardo Darín y su hijo Chino Darín están en plena promoción de la película. En una de las charlas que el joven actor tuvo con el diario La Nación, habló de lo difícil que es hacerse cargo de la producción de una película y deslizó una crítica hacia Juan José Campanella, el director de la premiada El Secreto de sus ojos, que protagonizó su padre:

''Lo voy a decir porque es algo que me vengo guardando hace mucho tiempo. Yo formé parte de la producción de El Secreto de sus ojos y en determinado momento, Juan Campanella que ya había hecho tres películas con mi viejo y eran muy amigos, anuncia que se cayó una pata de la producción de la película. Eso hizo que hubiera menos dinero y uno de los pedidos de la producción de la cual estaba a cargo y encabezaba Juan era que todos hicieran un esfuerzo para poder producirla, poder llevarla a cabo. Mi viejo fue el primero en decir: 'yo reduzco mi cachet, se me paga en distintos plazos’".

Sin dudas el actor no olvidó lo que su padre hizo para poder finalizar la película que luego ganó cantidad de premios internacionales y hasta el Oscar a mejor película extranjera, y aprovechó la ocasión para decir lo que desde hace mucho tiempo tenía guardado:

''Debe ser de los pocos que hizo eso. Eso nunca se le reconoció a él, incluso con el éxito posterior de la película, cuando la película viajó por todo el mundo, yo no vi que le mandaran ni una botella de vino. Me parece muy injusto en ese sentido. Ya en aquel momento le dije: 'vos tendrías que haber entrado como socio coproductor, ceder que no te paguen esa parte pero que se te reconozca a futuro, financiar la película. Él es el primero que cede’’’.