Ayer se entregaron los premios Oscars, sin sorpresas, aburrida, y todos políticamente correctos.

Una ceremonia bastante medida en la que solo hubo un momento polémico en el discurso de apertura del presentador Jimmy Kimmel refiriéndose al tema de acoso en Hollywood. Cuando acercándose a una estatuilla gigante dijo:

"Hollywood no tienen idea de lo que quieren las mujeres. Se hizo una película llamada 'Lo que ellas quieren' y la protagonizó Mel Gibson’’.

"Oscar es el hombre más respetable. Tiene las manos donde podemos verlas, no dice groserías y, lo más importante, no tiene pene".

"Recuerdo una época en la que los principales estudios no creían que una mujer o una minoría pudieran abrir una película de superhéroes y la razón por la que recuerdo esa época es porque era marzo del año pasado".

Obviamente todos rieron con las ''bromas’’ del presentador pero imaginamos que a más de una actriz no le debe haber caído muy en gracia el chiste.