El viernes pasado fue, quizás, el peor día del año para Cinthia Fernández. Después de un año de mucho trabajo, y en conflicto permanente y judicial con el padre de sus hijas por los "alimentos" que le pasa mensualmente para los gastos de las niñas, ahora la bailarina se quedó sin trabajo.

A la noche, Cinthia quedó eliminada del Bailando, y a pesar de ser una de las parejas que más brilló este año en Showmatch, la bailarina no pasó a las semifinales.

Pero horas antes, había recibido una noticia aún peor: quedó desafectada del programa Involucrados, en el que trabaja desde el 8 de enero, cuando hacía móviles desde Carlos Paz y luego continuó como panelista en piso durante el año, según informó Rodrigo Lussich.

"Me avisaron el viernes, es un bajón, me voy el 31 de diciembre. Necesito el laburo. Desconozco los motivosporque fue un año re lindo de trabajo", señaló Cinthia en diálogo con Teleshow. "Rezo por encontrar otra cosa, necesito que me entre plata, esto me arruina", señaló.