La Justicia procesó al empresario Nicolás Paladini, esposo de la modelo Rocío Guirao Díaz, por el presunto delito de aprovechamiento indebido de tributos y le trabó un embargo de un millón de pesos, además de inhibirle sus bienes.

La denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) contra la empresa BioCom S.A. que preside Paladini, señala que habría percibido indebidamente $1.800.000 en concepto de reintegros de exportación por medio de la presentación de facturas apócrifas de supuestas operaciones con proveedores, que también serían apócrifos.

En la denuncia se manifiesta que la empresa operaba a través de un conjunto de sociedades y personas físicasque actuaban en el mercado de granos como productores y vendedores de cereal, para que la firma imputara crédito fiscal a su favor en las declaraciones juradas, según informó la periodista Mercedes Ninci en Todas las tardes.

Se sostiene que estas firmas no contaban ni con la capacidad operativa para realizar esas operaciones, ni con personal registrado en relación de dependencia, ni tampoco con bienes de uso a su nombre. Este tipo de delitos tiene una pena de prisión que va de dos a seis años.