Maite Lanata es sin dudas una de las actrices revelación del año: su personaje en la novela 100 días para enamorarse acaparó la atención del público y fue un gran desafío personal por tratarse de un adolescente transgénero.

La actriz brindó una entrevista en el programa radial ''Basta de todo'' en Radio Metro 95.1 que conduce Matías Martin y en la sección ''Llamá a tus abuelos'', donde distintos oyentes se comunican con sus abuelos, sin que ellos sepan que salen al aire para decirles cuánto los quieren.

Por lo general es una sección cargada de emoción, porque los abuelos se sensibilizan ante el llamado sorpresa de sus nietos, pero en esta ocasión con el abuelo de Maite no pasó lo mismo.

Roberto, el abuelo de Maite, con una voz de pocos amigos le dijo que no estaba bien porque tenía que hacerse un arreglo en la dentadura y eso lo tenía mal; pero al escuchar la voz de Matías Martin que intentó explicarle como era la sección y lo lindo que era que su nieta lo sorprendiera con un "te quiero!", el abuelo se ofuscó y le dijo:

''Perdoname ¿quién sos?, el conductor de Basta le pidió disculpas por no presentarse a tiempo y se presentó, pero el señor tenía ganas de seguir confrontando:

''Empezá por donde tenés que empezar, es así, primero tenés que presentarte’’.

Luego de una presentación más formal de Matías, el abuelo insistió:

''Te estas presentando ahora, porque te pregunté yo, porque sino no me dabas bola, ahora ya está’’, dijo el anciano sin ganas de ponerle onda a la nota.

Después de este comentario, el conductor intentó nuevamente explicarle la sección y se disculpó:

''A mí no me molesta nada, lo que pasa es que te presentaste mal, reconocé que estuviste mal’’; gruñó el abuelo, insistidor.

''El tema es que empezaste mal, seguiste mal, y después la querés remendar''.

Después de este mal entendido el abuelo reconoció que es un viejo loco, pero cuando le consultaron por la novela 100 días y el personaje de su nieta expresó:

''No me gusta un carajo, la verdad sinceramente no me gusta un carajo, yo soy un viejo choto’’.

El abuelo Roberto ahondóen los motivos por los que no le gusta la novela y afirmó: ''la forma de prostitución que hay’’.

Ante esta afirmación Maite no sabía dónde meterse y exclamó: ''No!!, pero mi personaje no es prostituto, ni prostituta’’.

Ya cansado el señor terminó diciendo: ''Bueno, ¿qué es lo que querés Maite?''.

Embed