A pocas semanas de la muerte de Héctor Ricardo García, ya parece haberse declarado una guerra sobre la herencia del fundador de Crónica, el viernes su viuda Anabela Ascar se comunicó con Confrontados (El Nueve, lunes a viernes 15hs) para contar un episodio que vivió, cuando el yerno de García la fue a increpar a la puerta del domicilio que compartía con Héctor Ricardo García y junto con un escribano querían ingresar para hacer un inventario.

Esta tarde la periodista visitó el programa que conduce Lussich y Conte para hablar del tema:

''Hice la denuncia en la comisaria y al otro día hice la denuncia por violencia psicológica de género nadie puede meterse en la casa de una concubina. El miércoles me van a dar un botón antipánico y una perimetral, no era esa la manera, yo tenía la mejor de las intenciones para negociar’’.

Anabela contó que no hay una buena relación con la familia de García:

''No reconocen mis derechos y gracias a dios que soy periodista y me siento amparada por los medios. Durante estos años no apareció nadie, para darme una mano’’.

Lussich le preguntó acerca de lo que se decía que ella lo tenía ''secuestrado’’:

''Producto del problema de habla, no se podía comunicar, pero Héctor tenía una personalidad que no había manera de tenerlo a la fuerza’’.

Luego la periodista también dijo que cualquiera que quería ver a Héctor lo podía encontrar en Riobamba: ''Cuando cae enfermo la gente desaparece y me lo banqué sola y económicamente porque quedó solo con una jubilación’’.

Ascar comentó que en los últimos años después de la venta de Crónica, su fundador quedó mal económicamente:

''No tenía disponibilidad de dinero, tuvimos que hacer trámites, para poder ser su apoderada, solo tenía la jubilación y yo le pagaba la obra social. Yo no sé dónde está el dinero de la venta de Crónica’’.

Embed

Aparecen en esta nota: