El fin de semana Susana Giménez cumplió su deuda pendiente de conocer las Cataratas del Iguazú, la conductora viajó con su hija Mercedes y se alojó en un exclusivo hotel donde fue invitada.

El viaje resultó muy gratificante para Susana y su hija que fueron a distintas excursiones como a conocer la Garganta del Diablo, donde quedaron maravilladas con semejante paisaje.

Pero en el programa Intrusos (América TV) contaron más detalles del viaje, como que el hotel no le pagó a Susana como había trascendido, sino que la invitó y la recibió como huésped de honor.

Otra de las actividades que hizo Susana fue ir de compras al Duty Free, y como volvió tan cargada se cansó y contracturó, por ese motivo cuando regresó al hotel hizo un insólito pedido: un masajista, hombre, joven y brasilero

Según contaron en el programa al hotel se le complicó satisfacer el pedido de la diva, pero finalmente pudo conseguir el masajista que tuvo una larga sesión con Susana.

Bien por Susana!!.

Aparecen en esta nota: