Luciana Salazar está pasando un gran momento con la maternidad y por primera vez se presentó junto a su bebe Matilda en Cortá Por Lozano.

Luciana apareció con Matilda, su hija de 7 meses, una bebe realmente preciosa, vestida cual muñequita, digna hija de Luly Salazar.

Sobre la maternidad y la familia la sex simbol expresó:

''Me hubiese gustado a formar una familia tradicional. La primera que se enteró es mi mama mi mejor amiga y mi pareja, es una decisión que tome estando en pareja con él. Pensé que iba a ser en pareja, pero yo no postergo nada por nadie’’.

La entrevista pasó por varios momentos en los que no ahondo en ningún tema en particular, y todo fluyó.

En un momento de la entrevista apareció la hermana haciendo una denuncia sobre Luciana y su capacidad de abandonar los chat de grupos familiares:

''Mis hermanas cuestionan todo, se creen las grandes madres y a veces cuando me enojo me voy de los grupos y después me vuelven a integrar’’.

Matilda se puso un poco inquieta y según Luciana se debía a que tenía sueño.

Sobre su catarsis que a veces hace en Twitter, cada vez que rompe relación con su ex Redrado solo se limitó a decir que cuando se enoja es impulsiva

Obviamente en esta época de Luismi manía, Salazar hablo de su relación con el cantante, pero siempre dejando la duda de lo que realmente sucedió:

''Lo conocí en una cena que hizo Marley, Luis Miguel, él es muy anfitrión, le gusta saber de vos, pero yo fui la que menos bola le di, es muy atento’’.

''Fue lindo conocerlo, yo quede en una buena relación con él y nada...’’.

Cuando Lozano quiso saber si había pasado algo más, ella solo respondió:

''Mejor no hablemos…’’.

Luego la charla paso por las obsesiones de Luciana por los olores y su falta de habilidad para las tareas domesticas como cocinar.

Sobre su relación con Martín Redrado dijo:

''Con Martín está todo bien, tenemos relación por la beba, hablamos de todo de la actualidad, de los bitcoin…’’

''El otro día se quedó con Matilda y yo me fui a entrenar, cada uno en sus espacios’’.

''Costó mucho fueron muchos años, muchas idas y vueltas’’; concluyó Salazar.

Embed
Embed
Embed