En el 2010 llego a Cuestión de peso uno de los personajes más polémicos y más queridos Luisito, quien enseguida se transformó en un personaje.

Hoy alejado del programa Luisito está en peligro, en situación de calle viviendo en una iglesia y en una situación personal muy complicada.

El ex participante llego a ser uno de los personajes más emblemáticos cuando el programa era un éxito de las tardes de El Trece y llego a perder 90 kg, pero luego los volvió a subir y fue eliminado.

''Tuve muchas oportunidades y no la supe aprovechar, y por eso decidí aislarme y no pedir ayuda, mi familia no sabía dónde estaba y estaban preocupados. No soportaba las críticas que dicen que tuve oportunidades y no las supe aprovechar’’.

Muy emocionado por el momento que atraviesa el ex Cuestión de peso dijo: ''En un momento decidí colgar los guantes y dije si me tengo que morir que me muera, estaba muy mal psicológicamente, muy perdido, fui perdiendo todo’’.

Hace cuatro meses que Luisito se fue de su casa porque sentía que no podía seguir defraudando a su familia:

''Mi viejo buscaba la manera de ayudarme pero se desesperaba porque yo seguía engordando’’.

Ahora el ex participante está en un hogar en donde se está recuperando, que es un centro que ayuda a personas con todo tipo de adicciones: ''yo fui tapando un vicio con otro vicio, que es el juego’’.

Luis está muy angustiado debido que se siente muy mal físicamente y debe ser operado para poder bajar de recio

''Lo que me sigue manteniendo con vida es querer darle una alegría a mi viejo de que me vea flaco, le quiero regalar que él me vea como una persona normal’’

Luis está agradecido al programa pero también deslizó que cuando los necesitaba no se hicieron cargo de el:

''Al principio me sostuvieron, pero como yo busque ayuda por otro lado me fueron soltando la mano’’.

Embed