Con Natacha Jaitt muerta volvieron los fantasmas de las amenazas denunciadas por la ex modelo y presentadora, quien en más de una oportunidad dijo que recibía aprietes y amenazas por la cantidad de información que ella sabía.

Hubo muchos secretos en torno a la vida de Jaitt, ella mismo dijo que tenía vínculos con la secretaria de inteligencia.

En noviembre del 2017 Natacha Jaitt hizo una producción de fotos en la revista Noticias para una publicación que se titulaba: ''Justicia perra: la trastienda promiscua de Comodoro Py''.

Según cuentan los que estuvieron presentes en la sesión de fotos, Jaitt hizo gala de sus anécdotas en el mundo de la noche, mientras reía a carcajada y hablaba sin parar como era común en ella.

La sesión duró dos horas y entre tantas historias que contó, hubo una frase muy especial, que en ese momento no llamó la atención, pero que luego tomó más trascendencia.

Natacha Jaitt dijo: ''Hago cosas para la SIDE''.

Cuando se conoció la noticia de los abusos sexuales a menores en el Club Independiente, Natacha fue invitada al programa de Mirtha Legrand para aportar información; el programa terminó en escándalo porque Jaitt acusó a periodistas, actores y empresarios de pedófilos y comentó por qué sabía ese tipo de cosas:

''Como trabajo en la noche, una empresa me contrató para que investigue varios casos''.

Un dato más para sumar a todo lo que Jaitt dijo esa noche en el programa, fue que después del polémico programa se supo que Natacha había ido al programa de Legrand acompañada de una supuesta amiga y asesora de vestuario. Pero luego se supo que esa misteriosa mujer había trabajado para la Agencia Federal de Inteligencia, donde dependía de Eduardo Miragaya, un ex fiscal que también pasó por la AFI y debió irse luego de distintas denuncias publicadas en el diario La Nación por Carlos Pagni.

Aparecen en esta nota: