Como la novela Elif se mantiene en altísimos 11 puntos de rating; un rating de prime time a las seis de la tarde, Telefe la estira lo más que puede avanzando sobre el final de su horario de finalización, las 19, para poder conservar un número que luego Pampita online, no logra continuar. No es culpa de Pampita, ya que ningún programa local del canal logra un número semejante al de la lata turca.

Pero para tratar de conservar ese número con el que arranca, Pampita va "a los bifes" y ya no se permite entrar por la puerta central de su piso, bailar, mostrar la ropa y hacer su gracia.

Arranca entonces sentada directamente con su equipo, saluda y hace un "copete" de diez o quince segundos, y da lugar al resumen del capítulo anterior de "100 días para enamorarse", casi sin solución de continuidad.

La estrategia es intentar seguir en dos dígitos el mayor tiempo posible. Ayer, por ejemplo, la novela Elif entregó 19.04 al programa de la modelo, cuatro minutos después de su horario; dejándole 11 puntos.

Pampita en cuatro minutos estaba en 8.9 y así fue encontrando su propio número, el de su programa, peleando unos minutos en forma pareja con Pasapalabra, el ciclo de El trece, que minutos después se instala y pasa al frente, dejándola atrás, bajando a 6 puntos y monedas, con pisos sobre 5 puntos.

La conductora sigue "buscando" el programa, con invitados y notas, mucha nota autorreferencial -caso Sol Pérez- y debates con invitados en la mesa.

Aparecen en esta nota: