Argentina | Eduardo Feinmann | Feinmann | Jorge

Eduardo Feinmann está muy triste

El periodista Eduardo Feinmann se despidió de la gloria del automovilismo Jorge Cupeiro con emotivas palabras

El automovilismo argentino está de luto, pues falleció una de las glorias de ese deporte Jorge Cupeiro. Luego de conocerse la noticia, fueron muchas las personas que escribieron mensajes para despedir a Jorge a través de las redes sociales, una de estas personas fue el reconocido periodista Eduardo Feinmann. El comunicador dedicó unas sentidas palabras a la leyenda que hizo historia con los Torinos en Nürburgring.

Jorge Cupeiro fue amigo de otras leyendas del motor como los hermanos Oscar y Juan Gálvez, Froilán González y Juan Manuel Fangio. Cupeiro revolucionó el Turismo Carretera aunque nunca llegó a consagrarse. Desde su cuenta de Twitter, el periodista Eduardo Feinmann lo despidió, y eligió una foto reciente para acompañar su trino.

"Me acompañaste en todos los momentos más importantes de mi vida. Me guiaste", reza el tuit de Feinmann. El texto acompaña una fotografía de Cupeiro, él y otra gloria del automovilismo nacional: "El Flaco" de Ramallo, Juan María Traverso.

A modo de promesa y homenaje, el periodista Eduardo Feinmann cerró su mensaje con el más profundo pesar. "Mi padre de la vida, te extraño. Te amaré por siempre. Donde estés, estoy", expresó.

​ Jorge Cupeiro fue un piloto de automovilismo argentino. Fue campeón de la Fórmula 1 Mecánica Argentina 1971 y subcampeón de Turismo Carretera en 1965. Sus primeros logros los obtuvo corriendo con un Heinkel en el año 1959, en carreras locales.

Captura Feinmann.PNG

En los años 1960 se decía que verlo conducir era un atracción, condujo diversos automóviles de diversas marcas y obtuvo 41 triunfos entre 1960 y 1971. En Turismo Carretera corrió con el revolucionario Chevitu, el Trueno Sprint, una Liebre III, entre otros, y ganó alrededor de 14 carreras. El mencionado Chevitu fue el automóvil que marcó el paso de las denominadas cupecitas a los autos modernos de la época.

En el plano internacional, Jorge Cupeiro integró el Equipo Automundo que en 1966 compitió en la F3 Europea. En 1969 fue uno de los pilotos que participó de la llamada Misión argentina en la Marathon de la Route de Nürburgring. Participó a bordo del Torino 380 W n.°2, compartiendo butaca con Gastón Perkins y Eduardo Rodríguez Canedo. Lideró gran parte de la competencia, debiendo abandonar debido a una salida de pista.