Facundo, el hijo de Carlos Calvo, decidió seguir los pasos artísticos de su padre, ícono de la actuación en cine, teatro y televisión de la Argentina.

El joven hizo sus primeros pasos en 100 días para enamorarse el año pasado, y ahora se presenta en la obra Convivencia Obligada en el Teatro Regina. Aunque intentó estudiar psicología para cumplir una promesa hacia su madre Carina Galluci, rápidamente decidió dedicarse a la actuación.

Facundo estuvo en el programa Implacables y habló de la salud actual de su papá: "Últimamente no está tan bien. O sea, sí está bien pero a veces se va complicando. Hay días que está mejor y días que está mal. Cuando le conté que empezaba a trabajar en la obra le vi la cara como de 'felicitaciones, estoy orgulloso de vos'. Es complejo porque a veces no habla tanto, pero entiende todo. Trato de sacarle palabras y a veces no puedo, entonces lo hago reír, le cuento chistes. Tengo una conexión por la que sé qué le hace reír. Le digo que era un chanta y se ríe. Uno siempre quiere dejar orgulloso al padre y yo, que encima seguí lo mismo que él, siento como que tengo que retribuirle de alguna manera. Siento que mi objetivo es que él esté orgulloso de mí y es, tal vez, lo que más me mueve", señaló Facundo.

"Muchos me dicen que les hago acordar a él por los gestos que hago con las manos… Viendo Amigos son los amigos noto ciertos latiguillos en los que me veo parecido y me sorprendió. Siento orgullo por hacerle acordar a la gente de mi viejo de una manera linda: porque no me estoy copiando, es algo que heredé de él", dijo.

Facundo también habló del grupo de amigos que tiene su padre, que suelen armar cenas para encontrarse con el actor y pasar buenos momentos juntos: "Lo adoran a papá y él se cag… de risa porque sale a comer y se junta con sus amigos".

Aparecen en esta nota: