Como muchos esperaban Griselda Siciliani no termina se brillar, a pesar de que la actriz y bailarina es una de las mejores del Superbailando 2019, aún no ha deslumbrado como habitualmente lo hace en los distintos musicales que protagoniza.

A raíz del bajo puntaje que recibió el lunes, su coach Vanesa García Millán tuvo un enfrentamiento con el jurado, y el día martes mientras debatían el tema discutió con Marina Calabró cuando la periodista dijo que Griselda no estaba entre sus favoritas y la coach era una cartonera:

''Le tiras un micrófono a diez metros y se tira de cabeza, basta!, parece que el coach quiere tener más protagonismo que la figura’’; comentó la periodista.

Hoy Marina se disculpó con Millán diciendo que lo dijo en tono de chiste, y que no era una descalificación a su trabajo.

Pero la que se sumó a este enfrentamiento fue Griselda Siciliani, quien salió a defender a su coreógrafa y se tiró contra Calabró:

''Vanesa es intensa, pero no vive criticando gente, me enojé mucho porque siento que es maltrato, si vas a un móvil y empieza a escuchar que la bardean, no da’’.

Para Marina el tema dejó de ser divertido y al escuchar la declaración de la actriz, le respondió:

''No me gusta, y esto lo digo enserio porque defiendo mi trabajo, que la señora Siciliani reduzca lo que hago a alguien que vive criticando gente, me parece que uno trata de hacer una tarea periodística y profesional’’.

''Es un prejuicio que tiene que ver con el periodismo de espectáculo en general, que para muchos artistas somos lo que hablan mal de la gente, eso no me gusta’’; sentenció Marina muy ofuscada con la actriz.

''No me gusta el ninguneo al laburo que hacemos’’.

La periodista agregó que tampoco le gustó que Griselda use el término maltrato porque considera que se banaliza el verdadero significado de la palabra.

Embed
Embed

Embed

Aparecen en esta nota: