Argentina | Diego Maradona | Maradona | muerte

Diego Maradona: Se conocieron los resultado toxicológicos

La fiscalía de San Isidro recibió los resultados toxicológicos que le ayudarán a determinar si la muerte de Diego Maradona se trató de un homicidio culposo

Luego de 20 días de análisis por parte de la Policía Científica en La Plata, se conocieron los resultados de las pericias sobre la sangre, la orina, y las muestras de órganos que fueron tomados durante la autopsia del ex jugador y DT de Gimnasia Diego Maradona, realizada en la morgue de San Fernando, tras su muerte el pasado 25 de noviembre a los 60 años.

Los resultados de las pericias toxicológicas fueron entregados la noche de este miércoles a los fiscales sanisidrenses Laura Capra, John Broyad, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari, que investigan la posibilidad de que Diego Maradona haya muerto a causa de un homicidio culposo por la posible negligencia de sus médicos. De determinarse la situación de su neurólogo Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov quedaría comprometida.

Los resultados de las investigaciones descartaron la presencia de drogas ilícitas y alcohol en el organismo de Diego Maradona. Sin embargo la cantidad de medicamentos encontrados, esclarecieron el caso.

Autopsia de Maradona: los resultados toxicológicos

Según informó la Agencia Télam, en el cuerpo de Diego Maradona no se detectaron ni alcohol ni drogas ilegales, pero los los estudios dieron positivo en medicamentos hallados en su sangre y orina como la venlafaxina, un conocido antidepresivo, quetiapina, un antipsicótico empleado por ejemplo en el tratamiento de desórdenes bipolares, levetiracetam, empleado en convulsiones y naltrexona, utilizado en tratamientos por abstinencia de sustancias. También se encontró metoclopramida, empleado para aliviar nauseas y vómitos, así como ranitidina.

La autopsia practicada al cuerpo de Diego Maradona determinó una “insuficiencia cardíaca aguda en un paciente con una miocardiopatía dilatada, insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó edema agudo de pulmón”, según comunicaron los investigadores de la muerte. Sucesivas inspecciones a la casa donde murió el ex futbolista revelaron la falta de equipo médico para una internación, como un monitor cardíaco, desfibrilador o siquiera suero. En el expediente, el equipo de fiscales no detectó la existencia de un cardiólogo o de un médico clínico.