La bomba estalla desde el entorno más cercano a Daniel Scioli y dice que Gisela Berger le pidió un departamento al ex Gobernadorde la provincia de Buenos Aires a cambio de no mostrar los chats con Sofía Clérici, episodio que desencadenó la mayor crisis personal y política del ex motonauta.

Las operaciones de prensa van y vienen para "salvarle el pellejo" a Scioli; y en este contexto se entienden las idas y vueltas de versiones, y por lo tanto se las coloca en ese marco.

Cuentan que Berger rompió con su novio anterior a Scioli -con quien vivía en las Torres Quartier de la avenida Juan B Justo, en Palermo- y que se quedó con su auto, ese mismo que actualmente suma 45 mil pesos de deuda de multas y patentes.

Pero lo que más sorprende es la frase que Scioli le habría contestado a su novia cuando ella le exigió un departamento a cambio de silencio. Scioli se habría negado a tal exigencia -tomada como un chantaje- y le habría respondido: "Decí lo que quieras, la gente le va a creer más a un gobernador que a una p...".

En otras circunstancias, la frase sería descartada de plano. Pero teniendo en cuenta el tenor de los dichos de Berger -afirmando que él la mandó a abortar- nada sorprende ya en esta historia de sexo, mentiras y video.

Aparecen en esta nota: