Después de un duro año en donde se internó para poder rehabilitarse y poder volver a caminar Lidia Satragno visitó a Mariana Fabbiani en el Diario de Mariana.

La histórica conductora contó cómo fue la dura rehabilitación que enfrentó y dijo se está acostumbrado a volver a caminar:

''Sentí algo muy hondo porque sentí que no iba a poder pisar la calle. Mi vida ha sido deslumbrante y difícil’’.

Pinky aseguró que tomó la decisión de internarse porque el doctor se lo exigió, porque si era por ella no lo hacía.

Emocionada Lidia le contó a Mariana que en Punta del Este salía a caminar con su abuelo Mariano Mores, con quien mantenía grandes charlas.

''Eso ha sido muy cruel, alguien dejó abierta la puerta y mucho de mis amigos han muertos, en mi cuarto hay un cuadro que me hizo Fonatarrosa’’.

La conductora también recordó con mucho cariño a Lucho Avilés, y lamentó no poder haberlo visto antes de su partida.

En un momento de la charla Mariana le preguntó sobre su acercamiento con Paul Newman, con quien casi tuvo un romance, y Pinky relató que eso sucedió cuando ella estaba pasando un periodo de depresión: ''Estaba más loca que un plumero, había intentado matarme, canal 9 tenía una inversión muy grande en mí y estaban muy preocupados, por eso el canal me mandó a Mar del Plata para que me distrajera’’; y fue ahí, en el festival de cine donde conoció al actor.

Según dijo Lidia con Paul pasó todo: ''Me dio todos sus números de teléfonos, el de Nueva York, el de Los Ángeles y no lo llame nunca, ese fue el acuerdo que tuvimos, fue perfecto y por eso no se tenía que tocar más’’.

La legendaria conductora continúo con el relato y dio detalles de lo mal que se encontraba en aquellos años, a pesar de ser una de las personas más famosas y queridas del país:

''Yo en esa época estaba muy mal, me quería morir, hubo una noche en Mar del Plata que tenía todo planeado y él se dio cuenta y le dijo a mi chofer que nos llevara a dar una vuelta grande’’.

Sobre la muerte de su hijo Leonardo, que falleció hace unos meses a causa de un cáncer señaló:

''Se fue la mitad de mi vida, fui bendita con dos hijos muy buenos, ahora estoy en casa y necesito más atención me cuida Gastón’’.

Pinky volverá a trabajar a fines de agosto en la Televisión pública, en el programa Memorias desordenadas, donde hablará de anécdotas y recuerdos de su vida.

Sobre la televisión actual confesó que le molestan las palabrotas que hoy se dicen a diario y siente que le falta más contenido.

Embed
PINKY MARIANA DDM.jpg
Embed
Embed

Aparecen en esta nota: