Débora Pérez Volpin murió el 6 de febrero tras sufrir un paro cardiorrespiratorio cuando le practicaban una endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad de Capital Federal, su familia hizo una denuncia en la Justicia para que se investigue qué sucedió y hoy se conoció el procesamiento para el endoscopista y la anestesista que participaron del procedimiento que se le realizó a la periodista.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó los procesamientos del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, que atendieron a la periodista y legisladora

Los médicos que estuvieron a cargo de la endoscopía durante la que murió la periodista fueron procesados en primera instancia por "homicidio culposo". El juez Carlos Bruniard los embargó además por $1.700.000.

Aparecen en esta nota: