"Me gustaría preguntarle qué le pasó, por qué juntó tanto odio contra mí; cómo estuvo tan mal conmigo y yo no me enteré. Que haya soportado un año un tremendo maltrato de un hijo de puta... ¿Tan buena actriz es? Se fue casi cantando de ahí, porque se iba a escribir su libro y a viajar con su familia. Habíamos tenido un incidente anterior que yo creí que se había subsanado", dijo Ricardo Darín ayer en radio en relación a Valeria Bertuccelli.

Fue una entrevista de más de media hora la que Ricardo Darín dio en el piso del programa "Tarde para nada" que conduce María O´donell en Radio Con vos. El actor se explayó largamente sobre todo el conflicto por los dichos sobre él, de parte de Valeria Bertuccelli, a quien le dedicó casi toda la entrevista. En menor medida se refirió a los de Erica Rivas, con quien reconoció una relación más conflictiva.

Aquí los principales conceptos:

"Ella habló de destrato. Una elección de un término que merece una explicacion, eligió no decir maltrato. Destrato me suena peor; me suena a abandono y eso me llamó mucho la atención. Trabajamos un año más los ensayos y todo el proceso de la obra. No eramos amigos íntimos, habíamos trabajado antes en dos ocasiones, tuvios dos escenas en Luna de Avellaneda y nos hicimos amigos filmando XXY en Piriápolis, en Uruguay. Tengo la sensación que fue ahí donde se afianzó la relación; nunca fuimos íntimos amigos pero nos divertimos mucho trabajabdo juntos. Yo la propuse a ella para Escenas de la vida conyugal porque me pareció una buena oportunidad para trabajar de nuevo juntos y nos fue fantástico. Pausa.

En su momento nos contó que no quería seguir; ya nos había parecido raro que Valeria, por sus características personales, se quedara tanto tiempo. Hicimos una primera temporada buenísima; luego plantea que se tenía que ir de viaje a acompañar a su marido a una gira; esto no quiere decir que no hayamos tenido desinteligencias y discusiones que yo pensé que habían sido subsanadas. Habíamos tenido una serie de entredichos a través de terceras personas; nos reuníamos en mi camarín, teníamos los encuentros para el seguimiento de la obra. Yo no me fui de esa obra con la sensación de lo que ella dejó entrever, sin saber bien de qué se trata; ante la falta de claridad quedé estupefacto y sin entender lo que estaba pasando; en medio de una convulsión social sin entender. Le pedí disculpas públicas pero no se entendió bien; pedir disculpas públicas por una cosa que es privada. No estoy de acuerdo con cosas que ha dicho; ha dicho cosas que son mentiras. Es difícil que tu pedido de disculpas sea tan abarcativo de cosas con las que no estás de acuerdo.

Lo artístico puede ser tan subjetivo como personas estén en el proyecto; estamos todos construyendo algo para pasarla bien; es algo horizontal. Ella maneja unas cifras que no son reales y tiene que ver con una cuestión contractual; también me llamó la atención que pelara esa carta, es una negociación de cada uno.

No estoy exactamente enojado, no llego al enojo, no termino de entender, no lleno los dos casilleros de saber esto por qué; la gente está muy enojada y cuando encuentra casos polémicos como éstos, yo no lo puedo invalidar. Nosotros tuvimos un año maravilloso.

Lo de los desmayos nunca ocurrió; jamás en mi vida alguien se desmayó delante mio y yo no lo atendí. Yo soy de presión baja y me desmayo con frecuencia; en el caso de Vaelria creo que hay algo de eso. Cuando le bajó la presión la asistimos, pero nunca en el marco del teatro. Nunca pasó eso.

Que aparezca una denuncia así de una compañera, una amiga, te lleva a pensar otro tipo de cosas con las que yo no quiero adherir. Hay quienes creen que es un tema económico, yo no quiero que salgan a defenderme. No me gusta nada eso. Es muy difícil pararse frente a esto donde tenés que cuidarte de lo que vas a decir. Mis disculpas no solo que no fueron aceptadas sino que fueron mal interpretadas y me llama mucho la atención. Yo no me hice el canchero; dije que estaba preocupado por lo que esté pensando Gaby (Vicentico); no dije solamente es un santo, un tipo maravilloso, y lo que viene es como si él estuviera conviviendocon una fulana o mengana; yo no quise decir eso. Ella es la misma mujer que yo propuse para ser mi pareja en el teatro.

Yo me estoy enterando ahora que no nos llevábamos bien. Erica es un caso distinto; nunca fue ni es mi amiga. Erica habló de maltrato laboral y personal; ella se ofreció para reemplazarla (a Bertuccelli). Cuando estábamos haciendo la obra la propuse para La cordillera. Con Erica la historia es distinta pero por una cuestión de género Erica se subió por una cuestión de sororidad y fraternidad a Valeria. No nos llevamos bien arriba del escenario; ella me acusa a mí que yo le hablaba por lo bajo y es cierto; eso a mi no me desestabiliza pero a ella le pudo haber pasado; tengo una lista de reclamos. Yo tuve una reacción bastante intempestiva con ella un solo día, hasta ese día fui siempre amable. Es lícito lo que ella dice, pero no entiendo por qué no me lo decía. Tenés un plano de horizontalidad donde todo se puede hablar. Las dos son buenísimas actrices, disfruté de la oportunidad que me dieron de hacer dos versiones distintas de la obra.

¿Cómo maltrato? ¿Cómo violencia de género? Yo atribuyo a eso otras cosas, no discusión horizonal entre dos colegas. No hubo una supremacía de mi parte, yo nunca la ejercí, lamento que se haya interpretado eso.

¿Cómo puede hacerme responsable a mí de un rumor em el que yo estaba involucrado y me perjudicaba a mí? (en refrencia al rumor incicial que indicaba que "Bertuccelli se había enamorado de Darín" y que ese rumor nació del teatro cuando ella se fue). Hay una gran falta de respto a toda la gente del teatro. ¿En que cabeza cabe que ese equipo tirara arriba de la mesa una cuestión polémica que iba a hacer semejante barullo? Cuando yo llegué de afuera y me dicen ese rumor en un programa de radio; no entiendo por qué metieron eso en el juego, lo que dije en el programa de Andy también fue mal interpretado. ¿Cómo no voy a tratar de desactivar ese rumor? Lo hice minimizándolo. Hacíamos yoga juntos, eramos amigos. Venían a casa a hacer yoga.

El mercado se arregla con otras reglas, no con cuestiones de género, y muchísimo menos en teatro. Hay reglas concretas sobre cómo es el reparto. Mezclar una cuestión humana con una cuestión personal me hace ruido. No hay una cuestión concreta sobre cuál es el conflicto y entonces nuestras cabezas se disparan para cualquier rápido. Si dice que se desmayan frente a vos...

¿A vos te parece que debería llamarlas? Lo pienso todos los minutos de todos los días del último mes; me parece que no están dadas las condiciones, no se con qué me voy a encontrar. Me parece muy riesgoso, he sufrido muchas malas interpretaciones. Ya veremos si la vida nos cruza. Me gustaría preguntarle qué le pasó, por qué juntó tanto odio contra mí; cómo estuvo tan mal conmigo y yo no me enteré. Que haya soportado un año un tremendo maltrato de un hijo de puta... ¿Tan buena actriz es? Se fue casi cantando de ahí, porque se iba a escribir su libro y a viajar con su familia. Habíamos tenido un incidente anterior que yo creí que se había subsanado. Algún periodista de la tarde dice que terminamos en un camarín encerrados y llorando, no tuvo ninguna connotación; se lleva hacia un contexto de violencia de género, macho cabrío, muerte al macho, y yo creo que yo no me lo merezco. Eso es lo que nás me duele. Todo lo demás lo podemos discutir.

Mi mujer y mi hija están muy mal, sobre todo Flor, que era muy amiga de ella. Después que ella dejó la obra, se encontraban, iban a cenar, venía a casa a tomar el te.

Yo no quiero invalldar el hecho de que se haya sentido mal; pudo haber cosas que la desacomodaron, tuvumos una horizontalidad en el vínculo que permitía que lo solucionaramos como solucionamos muchas cosas juntos. Entonces se piensa que hay alguien que se metió, con otros objetivos, pero al no haber claridad cualquier versión empieza a cobrar sentido, hay hasta razones polítcas que no tienen nada que ver. La gente está tan enojada por tantos motivos, muchos de esos con razón, que las cosa se mezclan.

Amigos míos me quisieron matar porque pedí disculpas, porque no la vi bien. Pero no sirvió. ¿De qué forma le podría pedir disculpas y que le sirva? Si me pide lo hago. Yo no le deseo el mal a ella, ni a su familia, ni a nadie. Yo no estoy enojado, estoy absorto".

Embed

Aparecen en esta nota: