En el año 2012 Graduados, la tira producida por Sebastián Ortega, tuvo un suceso impresionante y uno de los protagonistas era Daniel Hendler, quien hasta ese momento no era un actor popular y venia del palo del cine y el teatro.

Pasados siete años de aquel éxito, Hendler no se puede recuperar de la pesadilla que le causó hacer una novela con alto rating, que a cualquier actor le habría encantado hacer, y sigue despotricando contra la prensa que lo perseguía en ese año.

En diálogo con el programa radial Por si las Moscas (Radio Ciudad) el actor habló de lo que le provocó hacer un éxito como Graduados:

''Estuvo buenísimo, pero en un momento tenía ganas de que terminara el ciclo para recuperar un poco de vida, con los hijos chicos se me complicaba ir al parque’’; admitió.

Hendler confesó que en un momento se habló de la posibilidad de hacer teatro o una segunda temporada, pero el actor no se sintió con ganas de continuar con el suceso televisivo:

''Fue una experiencia rara y novedosa, pero lo disfruté, más allá que en un momento quería terminar, porque querían seguir con todo, con obra, película y Graduados 2, y yo no quise’’.

De un perfil muy bajo, el uruguayo contó que en esa época se sentía agobiado por la prensa a la que llamó "chota":

''Después está el tema de la prensa chota, y lo digo abiertamente Revista Gente, que a mí me parece horrible los valores que trasmite, que como yo no daba notas para esa revista, ni para Semanario, Paparazzi te inventaban notas, te hacían guardias fotográficas y en la nota llegaron a poner mi libro de cabecera, y era un libro que yo nunca leí, en ese caso son cosas menores, pero cuando ves fotos de tus hijos decís ‘che que mafia’’’.

Alejado de la exposición de la televisión, Hendler ahora hace teatro, pero volverá a ser parte de un elenco de un unitario para Telefe.

Aparecen en esta nota: