Se dieron a conocer los extractos bancarios de los depósitos de la cuenta en la que Ricardo Biasotti realizaba las transferencias mensuales por la cuota alimentaria a su hija Anna, hasta que cumplió la mayoría de edad, en noviembre pasado. Esos depósitos eran de 3500 pesos en todo concepto. Los depósitos se hicieron hasta que Anna fue mayor de edad, y -según los Del Boca- eso era todo lo que Biasotti enviaba para la manutención de su hija desde que dejó de verla. En Confrontados (El Nueve) aparecieron las imágenes de ese registro.

biasotti cuota 1.jpg
biasotti cuota 2.jpg

Mientras su madre, Andrea del Boca, ícono de la telenovela argentina por más de treinta años, hoy se encuentra procesada y enfrentando un próximo juicio oral por supuesta “defraudación al estado” en el rodaje de la fallida telenovela -que nunca salió al aire- “Mamá corazón”, su hija dijo su verdad y realizó la producción fotográfica que fue tapa de la revista y sorprendió a todos.

El tramo más duro de la entrevista a Anna fue cuando se refirió al trato que dice haber recibido de parte de su padre siendo una niña, a los 8 años, puesto que después no quiso tener nunca más contacto con él: "Hay distintos tipos de abuso, está el físico, el mental, el verbal, el sexual o el psicológico -aseguró la hija de Andrea-. Cuando estaba con él no me sentía respetada, no me sentía en mi casa, no me sentía querida. Recuerdo que una vez le escribí una carta a la jueza contándole que estando en una cena familiar él me miraba con un asco… Yo no entendía por qué. Entonces, él me miró y me dijo ‘tenés olor a culo, no te quiero al lado mío”, manifestó. La joven asegura que la figura paterna en su vida la obtuvo de parte de su abuelo, Nicolás del Boca -fallecido el año pasado- a quien llamaba “papi”. Negó haber recibido algún tipo de “adoctrinamiento o lavado de cerebro” por parte de su madre -como en algún momento manifestó Biasotti en una entrevista televisiva con Mariana Fabbiani. hace dos años- y se la vio muy segura y al mismo tiempo quebrada por la realidad que le tocó vivir.

Anna no quiere usar públicamente su segundo nombre, Chiara. Ese nombre lo eligió Biasotti y ella no quiere saber nada con usarlo, como así también en algún momento pensó en cambiarse el apellido Biasotti en su Dni. La hija de Andrea no lo reconocerá nunca como su papá.

Sin embargo las repercusiones de la nota de la hija de Andrea del Boca están a la orden del día y ocupan gran desarrollo en los programas de televisión. Esta mañana, en LAM, ciclo que conduce Ángel de Brito, se comunicó el padre de ella, Ricardo Biasotti, quien aseguró que todo ésto es un plan de “marketing” para “buscar el reemplazo en los medios de Andres del Boca y lanzar su carrera”. Al respecto, manifestó: “Esa nota con esas fotos es obvio que es un lanzamiento marketinero y, para que llame la atención, había que agregarle un condimento. Qué mejor en esta época que vivimos que algo así y en contra del padre. Si salgo a contestar lo único que se logra es alimentar el objetivo de ellos, que es promocionar el reemplazo de Andrea del Boca”.

A su vez, la panelista Amalia Granata, quien se dice amiga de Biasotti, con quien tuvo una relación amorosa en el pasado, lo defendió públicamente desmintiendo a las Del Boca: “Yo puedo hablar de él, porque soy amiga y lo conozco. Tuvimos una relación hermosa y hoy somos amigos. Cuando yo salía con él la nena tenía tres o cuatro años, era chiquita. Yo nunca la vi a Anna, porque había tantos conflictos que preferimos no sumarle uno más. Imagínense que el padre tenga una novia. No lo conocen a Ricardo. No hay manera de que él diga esa frase. Es una persona que no es agresiva, no se maneja con ese vocabulario y menos con su hija”. Más tarde, insistió: “Yo les puedo decir que de la boca de él esas palabras no salen, y que yo fui testigo de la lucha y el dolor que él siente por su hija. Hace 10 años que no habla con ella. Siente dolor”, afirmó Granata.

Aparecen en esta nota: