Virales | conejo gigante | Google Maps | imagen

Conejo gigante aparece en google maps con órganos expuestos

Terrible sorpresa se llevó un internauta al ver la imagen de un conejo gigante en una colina de Italia. La escultura del animal y sus desagradables detalles.

Internet da para todo pero este joven jamás se imaginó que encontraría la imagen de un conejo gigante que permanece hace 15 años en el mismo lugar pudriéndose. Parece una novela de ciencia ficción pero no lo es. El conejo rosa gigante se encuentra en el norte de Italia.

Es una escultura de 60 metros que se puede divisar desde el cielo y fue captada por los satélites fotográficos de Google, es por eso que figura en Google Maps. Se trata de un conejo gigante llamado Hase, lo que significa "liebre" en alemán y está ubicado en el monte Coletto Fava, en Piamonte, al norte de Italia. Hoy en día el lugar se volvió turístico por este bizarro distintivo, y existen diversos sitios de interés dedicados al conejo, como el hostel "The Outline of the Pink Bunny", lo que significa "el contorno del conejo rosado". Hoy en día está notablemente deteriorado por el paso del tiempo.

Hase, el conejo rosa gigante

Si bien parece un producto de alguna intervención maléfica, el conejo gigante fue instalado allí en el 2005 por un colectivo de artistas de Viena llamados La Viennese Art Group Gelitin. Dadas las dimensiones, se puede visualizar desde hace mucho tiempo a través de Google Maps.

Lo curioso de esta escultura a cielo abierto es que el conejo gigante tiene sus órganos desparramados a su alrededor, como por ejemplo, sus sesos. El colectivo de artistas dijo que fue realizado con materiales biodegradables y que en teoría, perdurará unos cinco años más.

conejo gigante 4.jpg

Como han pasado ya 15 años desde su creación, la instalación se ha ido deteriorando, llevando una imagen desagradable al lugar. En invierno, este monte de Italia es un lugar turístico al cual acuden cientos de personas en busca de montañas para esquiar. Además, este pequeño pueblo ha empezado a desarrollar un turismo lugado al conejo gigante, así que no tienen mucho de qué quejarse. Tendrán que convivir con él hasta 2025.

Dejá tu comentario