Sin dudas esta debe haber sido una de las semanas más convulsionadas de la vida profesional de Mirtha Legrand en los últimos años.

La invitación a Natacha Jaitt a la mesa del sábado pasado y las posteriores repercusiones, enojos, acusaciones de operaciones y malestar de muchos periodistas, motivaron que Mirtha, que siempre es muy amable con la prensa, decidiera no hablar con nadie y esperar para hacer su descargo el próximo sábado.

El jueves al mediodías llegó Nacho Viale a El Trece para reunirse con Adrián Suar, Pablo Codevilla y Coco Fernández.

Ese mismo día también Juana Viale grabó su último programa de "Me gusta tu canción", el exitoso ciclo de los domingos a la noche, que tenía fecha de finalización hace unas semanas, y debido al buen rating continúa hasta que llegue Jorge Lanata a la programación del canal.

Telebajocero.com consultó con fuentes cercanas a Nacho Viale y las mismas nos dijeron que Nacho "se juntó a firmar unos papeles, rutina, nada específico ni para hacer alguna declaración".

Pero del lado del canal los comentarios no son los mismos, según pudimos saber en esa reunión se decidió dar por terminado el tema de "las operaciones de prensa" y evitar cualquier tipo de respuesta de Mirtha a los periodistas que durante esta semana hablaron de ella y juzgaron su profesionalismo.

También se acordó en que Mirtha hará su descargo el sábado y seguirá con sus invitados de la noche con otros temas. No evitarán el tema de los abusos en Independiente, pero lo que no se hará es responder, ni contestar a las acusaciones de operaciones que lanzaron contra la diva y su productor, Nacho Viale, desde Carlo Pagni, a Alejandro Fantino, pasando por Ricardo Roa del diario Clarín a Luis Majul.

De esta manera el tema está cerrado y Mirtha tratará de recobrar la calma perdida estos días luego de la mesa con Jaitt.