Argentina | Claudia Villafañe | Villafañe | La Tata

Claudia Villafañe ahora vende "Los ñoquis de La Tata"

A través de las redes sociales se conoció que Claudia Villafañe está comercializando sus famosos "ñoquis de La Tata" ¿Cuánto es el valor?

El fin de semana, el reconocido cocinero italiano y jurado de Masterchef Celebrity Argentina Donato de Santis, compartió un video a través de la red social Instagram, donde se ve una lujosa caja que contiene "Los ñoquis de la Tata", la receta que la empresaria Claudia Villafañe perfeccionó en el reality culinario de Telefe.

Tras abrir la caja, Donato leyó la carta que acompaña a los famosos ñoquis de La Tata: “Aprendí a cocinar estos ñoquis de la Tata para devolverle a mi familia todo el amor que me dan. Los perfeccioné en Masterchef , donde me conecté con la cocina desde otro lugar. Y hoy los comparto con ustedes para agradecerles y devolverles aunque sea un poco de todo el amor que nos dieron a lo largo de nuestras vidas a mí y a mi familia. ¡Gracias! Que los disfruten. Los quiero mucho. Claudia Villafañe”.

Este nuevo emprendimiento de Claudia Villafañe, por ahora es una edición limitada que solo venderá 500 unidades. Su valor es de 3.500 pesos, y la caja contiene: Los ñoquis, una botella de salsa con puré de tomate, aceite de oliva extra virgen, ajo y albahaca. Adicionalmente, el producto se completa con una explicación detallada de cómo preparar los ñoquis.

Los ñoquis de la Tata: Cuánto cuesta el plato exclusivo de Claudia Villafañe

Acerca de Los ñoquis de la tata, Claudia Villafañe dijo: “Esta es la receta que aprendí de mi abuela, la que siempre se hizo cuando se reunía la familia, la que yo hoy hago cuando quiero compartir todo mi amor”, se lee en la página de Internet desde la que puede hacerse el pedido con la receta original de –se insiste en el sitio– “la ganadora del último certamen Masterchef Celebrity Argentina”.

Donato de Santis probó los ñoquis de la tata en el video y agregó: “Los ñoquis son increíblemente suaves. Son como una nube de papas cuando los comés. Hasta cuando los servías se sentían muy suaves”. “Te podés comer un plato tranquilo y no te caerían pesados. A mí, me hubiera dado más apetito si el queso lo disolvías en un poco de crema de leche y hacías una mixta.