El año pasado, la sorpresa de la final del Bailando, fue el "faltazo" de la Chipi en su lugar del BAR.

Muchos fueron los rumores, pero lo real era que la coreógrafa se iba de vacaciones, y priorizó su viaje antes de estar en el programa. Se dijo que la producción y el propio Marcelo Tinelli se enojaron mucho con esta decisión, y que habrían decidido que la mujer de Dady no participe este año del super Bailando, en reprimenda por esa actitud.

Hoy Mariela Anchipi estuvo de invitada como panelista en LAM y habló del tema: "Yo pedí permiso para irme, no es que lo decidí y luego avisé. Nos reunimos en el bar de Ideas, yo fui con Dady porque desde que tengo chachet y no sueldo, me es difícil manejarme. Con el cachet cobro por presencia. Cuando compramos los pasajes, no había fecha concreta de cuándo sesría la final", dijo.

"Me limpiaron por muchas cosas, no fue solo por no estar en la final. Me trataron que estaba boicoteando a la final, que quería sacar protagonismo a las parejas, y no fue sólo desde los medios, sino desde el programa propio de Ideas que hablaban del Bailando. Tengo otros proyectos que me interesan mucho. Igual siempre me gusta volver al Bailando, quizás me gustaría volver como coreógrafa de Lourdes", señaló.

¿Nueva parte para su vuelta?

Aparecen en esta nota: