Envuelve al caso Pity Alvarez una interna familiar por terminar de establecer quién ejercerá la defensa del músico, acusado por Homicidio simple agravado por el uso de arma; contra Cristian Díaz, su amigo a quien mató en la madrugada del jueves pasado, en Lugano, de cuatro disparos.

El líder de Viejas Locas, acusado de haber asesinado a un hombre en Villa Lugano de cuatro tiros, se quedó sin abogado.

Sebastián Queijeiro, el letrado que trabajaba con él hace cuatro años y medio, renunció a su cargo y lo reemplazará un defensor público.

Pero su madre quiere que se haga cargo de su defensa el abogado Claudio Calabresi, quien todavía no pudo firmar como abogado oficial.

Su defensa adelantó que analizan pedir la inimputabilidad del músico y establecer que se trató de un acto de legítima defensa. "En su locura sintió que estaba en riesgo su vida y se sintió amenazado", afirmó Queijeiro antes de dejar el caso porque dijo que "le hacía mal".

Aparecen en esta nota: