"Mirá, estoy viajando en colectivo, porque voy y vengo tantas veces... Me compraron la SUBE y no sabía usarla. Es muy gracioso, voy en el 55 y estoy aprendiendo. No porque me haga la estrella, pero nunca había subido a un colectivo. Cuando éramos chicas para ir al colegio nos juntábamos varias en una esquina y entre todas pagábamos el taxi, pero ahora voy y vengo tantas veces de Flores a Belgrano que cuando estoy apurada tomo un remís, pero sino me subo a un colectivo".

La que lo relata es Carmen Barbieri en diálogo con Daniel Ambrosino, el sábado en su programa radial.

La capocómica va y viene varias veces a ver a su mamá Anita que está en plena rehabilitación tras sufrir un ACV. Carmen hizo ayer las fotos de la marquesina para su revista Magnífica, que estrenará en Mar del Plata, pero hizo un reproche en Twitter a su hijo Federico, sin nombrarlo:

"Tuve como un deja vu el fin de semana largo cuidando a un ser querido que está muy delicado y como es fin de semana largo nadie viene", expresó Carmen en la red social.

Aunque según dijo ayer en LAM Andrea Taboada, el propio Santiago Bal, a quien su ex suegra odia, fue a verla y a visitarla este finde pasado.