Lo Ultimo | Carabajal | Roxana | cantante

Así fue la detención de la folklorista Roxana Carabajal

La cantante y la folklorista Roxana Carabajal fue demorada junto a otra mujer por la policía de Santiago del Estero

La cantante Roxana Carabajal fue demorada por la policía de Santiago del Estero en la tarde de este lunes 17 de agosto al intentar interceder, junto a otra mujer que se identificó como Sandra Farías, para que los efectivos no se llevaran a tres jóvenes que jugaban al fútbol en el barrio Mariano Moreno, sin utilizar barbijos ni respetar los protocolos sanitarios dispuestos en la provincia.

Se trata de Valentín Goyeneche, Lorenzo Goyeneche y Nazareno Saavedra (hijo del artista Juan Saavedra y de Sandra Farías). Para evitar la detención de ellos, que en parte fue grabada con un celular, Roxana Carabajal y Farías se interpusieron. La folclorista, de 47 años, dijo al ver que la estaban grabando con un celular: "Ponga eso. Pónganlo, así Zamora lo ve [en referencia a Gerardo Zamora, gobernador de Santiago del Estero]. Están queriendo llevar a Nazareno Saavedra de una esquina, loco".

Durante la tensa discusión los oficiales argumentaron que los jóvenes estaban en la vía pública y Roxana Carabajal insistió: "No es la vía pública, están en la puerta de su casa. Si quieren llévenos a todos".

Farías también se quejó porque, entre los manotazos, un efectivo la tomó del brazo y la lastimó. Y cuando le pidió a Carabajal que ingresara a su casa, la cantante le dijo que no, que prefería esperar afuera a que viniera una mujer policía para llevarla detenida. Y eso fue lo que sucedió minutos después. En las imágenes también se puede ver cómo suben esposadas a un vehículo policial.

Captura detención Carabajal.jpg

El fiscal Sebastián Robles fue quien ordenó la detención de los jóvenes y de las dos mujeres por el entorpecimiento causado al accionar de la policía (incumplimiento del artículo 205 y atentado y resistencia a la autoridad). Fueron trasladados a la Escuela de Suboficiales y Agentes, donde pasaron la noche.

Hoy Robles se limitó a relatar los hechos que se ven en las imágenes. Dijo que en el transcurso de la tarde del lunes se acercaron efectivos de seguridad en controles rutinarios a tres jóvenes de 20, 22 y 24 años, que estaban jugando al fútbol en la calle. Le informaron que no podían jugar allí. Y cuando volvieron a pasar los vieron otra vez jugando afuera. Cuando se los iba a trasladar las mujeres obstaculizaron la labor y fueron aprehendidas.