Candelaria Tinelli está en plena promoción de su nuevo show que dará el próximo sábado, y para continuar con la difusión fue al programa radial Últimos Cartuchos que conduce Martin Garabal y Migue Granados en Radio Vorterix, vestida de pantera rosa.

Como si terminara de trabajar en el trencito de la alegría, Lelé fue disfrazada de Pantera Rosa, pero para dar la entrevista se sacó la cabeza, la cantante habló de varios temas, entre ellos como lidiaba con ser cantante y ser la hija de Marcelo Tinelli:

''Mucha gente viene a ver a la hija de Tinelli, a ver en que le pifia, si desafina sino, y siento que estoy más mirada que otra persona’’; expresó y agregó: ''Ser Tinelli por un lado ayuda y por otro lado no porque es muy difícil ganarse el papel de artista siendo hija de…es un camino inverso a lo que hacen los otros artistas, yo tengo que ir más desde abajo y llegar a la gente’’.

Sobre Bailando por un sueño, la hija de Tinelli respondió que no mira el programa:

''Me quedo dormida temprano, o me quedo en Instagram’’; pero aseguró que fue convocada en más de una oportunidad para ser parte del programa de su padre:

''Antes de ir al Bailando me mato, Hoppe me ha llamado mucho e intenta convencerme, mi viejo se hace el boludo, pero él está ahí atrás’’.

En la entrevista quisieron saber si Cande vivía sola, pero para asombro de muchos Lelé respondió que no:''Vivo con mi familia, mi hermano y con mi viejo, yo viví sola un mes, pero por la ''Macrisis’’ alquilé mi departamento por dos años’’.

Lelé aprovechó para hablar de la difícil situación que atraviesa el país: ''Obviamente no me toca como a cualquiera, porque no me voy a quejar porque no me falta nada, si lo veo por la marca de ropa que tengo que no vende, y tuvimos que cerrar un local, y en la música también vender entradas es muy difícil, la gente está muy cuidadosa y está bien’’.

Embed