La novela de las brujerías realizadas por Martín Redrado a Luciana Salazar sigue siendo tema de debate. Después del cruce mediático y de la aparición del audio del momento en el que Luli habría encontrado un vaso con su nombre en el freezer del economista, ahora es el turno de los abogados de ambas partes.

"Es un tema en el que necesariamente nos tenemos que sentar con Fernando a dialogar. Luciana tiene una real prudencia cuando dijo que hubiera quedado todo en un tuit si él no hubiera salido a hablar de ella y de su honor", señaló Ana Rosenfeld, abogada de Luciana Salazar.

"A partir de la separación, Martín y Luli mantenían una excelente relación personal porque a él le gustaba la idea de seguir viendo a Matilda, no es el padre lo aclaro, pero él estuvo en todo el proceso, hubo mucho amor, fueron 7 años de pareja", dijo Ana.

"Fui testigo auditivo del momento en el que Luciana encontró el vaso, ni bien pasó me llamó porque estaba angustiada, yo hablé con Martín, a ella realmente la perturbó. Entiendo que Martín todavía la sigue queriendo, sigo enganchado, pero si vos escuchas a terceras personas y él hizo eso, entonces pasaría de a palabra brujería a hechizo", cerró Rosenfeld, dando referencia a que él no puede olvidarse de Luli.

Posterior a esto, el abogado de Redrado habló en el mismo programa: "¿A vos te parece que un tipo de la entidad y de la calidad de Martín Redrado puede hacer estas cosas? Yo desmiento la existencia de esa taza. Esto es un papelón, hacer una ronda de brujas... no le vendamos a la gente que existen brujos que hacen cosas malas o buenas", señaló Fernando Burlando.

"Lo que hubo fue una violación a la intimidad, desde el punto de vista de exposiciones de conversaciones que son íntimas. Esto puede generar un daño, obviamente también un juicio. No profundicé porque esto es irrisorio", cerró el abogado.