A sólo un par de días de la intervención que se le hizo a Máximo Menem por un tumor cerebral, hoy le dan el alta.

Altamente conmovida, Cecilia Bolocco decidió hablar con la presa: "Estoy muy feliz, es el día más feliz de mi vida, después del día de nacimiento de Máximo. Pedí a la clínica estar con la prensa, han sido muy respetuosos, quiero agradecerles a todos. Yo sentí que la virgen lo protegió, Jesús a través de los médicos también, Máximo se sintió en casa en esta clínica. Mi única intención es mantener la calma para que Máximo este confiado, él siempre estuvo contento, rodeado de sus amigos del colegio,de sus profesores, de su familia, estoy convencida que fue por todo el cariño de un país que nos contuvo con tanto amor. Máximo me dijo: 'Mamá lo hice, no me morí'"

"Esta cirugía ha sido un éxito, la juventud lo ha ayudado, lo vamos a dar de alta hoy, en un ratito más va a salir con su mamá, estábamos todos muy asustados, pero estamos muy contentos con este primer paso, estamos con una excelente noticia", dijo una médica presente.

"Se pudo resolver muy rápido, él está en muy buenas condiciones física como biológicas, se va a poder ir a la casa; ha tenido una evolución rapidísima", señaló el médico que lo operó.

Sobre la relación de Máximo con su padre biológico, como lo llama Bolocco, fue muy dura y habló del maltrato y abandono que sufrió durante la última visita a Argentina:

"Había sido muy dura de aceptar una situación con su papá biológico: le afectó mucho a su corazón que lo dejaran en la calle, que lo maltrataran. Necesitaba una muestra de cariño".

Según Cecilia, su hijo al principio no quería ver a su padre pero luego accedió: ''Me dijo que pase solo él’’.

Hoy Máximo cumple 15 años, y Menem no se quedó para estar junto a él en este día tan especial, y con respecto a eso Cecilia fue letal:

''Así ha sido siempre la cosa’’.

Embed

Aparecen en esta nota: