Beto Casella estuvo en el programa LAM, y brindó una entrevista picante donde habló de todo. Primero aclaró sus entredichos con Yanina Latorre, y se plantearon todo en la cara.

Yanina acusó que en su programa Bendita están encaprichados con ella, y que le pegan todo el tiempo. Beto le respondió: "Yanina siempre te deja títulos, da para hablar. Yo no bajo línea en la edición, yo lo veo todo al aire, y ahí veo que los guionistas son picantes. El productor me manda una grilla de notas durante el día y yo mando los videographs. Yanina está muy sensible. Nosotros respetamos al resto de los programas".

A lo que la mujer de Diego Latorre le contestó: "A veces se exceden, el año pasado era todos los días un informe diario, y vos sabes que cambia en la manera de editar. A mí me dan duro sin sentido. Desde el 2013 que me dan sin parar. Pensalo, esto es para terapia. Ustedes todo lo levantan desde un lugar negativo. Igual nunca nos vamos a entender. No iría nunca a Bendita", dijo.

Después Casella habló de su reciente separación: "Tenemos un impass largo, ella se iba a ir a un crucero con la hermana y yo con Franco (el hijo) de vacaciones. Cuando fuimos a lo de Tomás Dente ya estábamos distanciados. Ella me acompañó, y Tomy la sentó en el living. Pero yo no podía decirle a Tomy que ya estábamos mal. Estoy en el equipo de los solteros. Creo que es definitivo. Salgo pero con amigos. Ya estoy grande".

De Brito le preguntó por Susana Giménez, con quien Beto trabajó: "Susana es canchera, sexual, criticona, hace de diva ingenua muy bien, pero es divino verla a Susana en jogging. Hay que animársele a Susana, yo no tuve el espacio, quizás si me hubiera insinuado algo... No soy encarador. A mí me gusta un juego de seducción mutuo, de picardía", señaló.

Embed

Aparecen en esta nota: