Lo Ultimo | Beltrán | Pampita | Torta

¿Quién le hizo la torta a Beltrán, el hijo de Pampita?

La ex mujer de Roberto García Moritán, actual esposo de Pampita, reveló que la torta de Beltrán la hizo su hija Milagros

El lunes, el pequeño Beltrán, hijo de Benjamín Vicuña y Pampita, festejó a lo grande sus ocho años. Apesar de las dificultades de la cuarentena, el niño tuvo dos celebraciones increíbles, en las que estuvo rodeado de amor y regalos.

Beltrán pasó un día increíble, primero con la celebración que le preparó Pampita en Nordelta, donde compartió con sus hermanos y los hijos de Roberto García Mortián, el nuevo esposo de mamá. Por la noche, el niño se trasladó a la casa de de la China Suárez para continuar con los festejos, que incluyeron disfraces y música.

La modelo Pampita transmitió los pormenores de la fiesta de su hijo a través de muchas imágenes que subió a sus redes sociales. Gracias a la modelo, los seguidores pudieron sentirse dentro de la celebración. En las fotografías se pudo distinguir uno de los pasteles de cumpleaños: Una torta muy casera, que tenía buena pinta. La famosa chocotorta, uno de los postres que más les gusta a los argentinos, que consiste en combinar dulce de leche con galletitas de chocolate, engalanaba la mesa para celebrar a Beltrán.

festejo-beltran-vicuña-1024x576.jpg

En una primera instancia se creyó que el pastel había sido obra de la propia modelo Pampita, sin embargo surgió a la luz una novedad. Resulta que Milagros Britos, la ex mujer de García Moritán, reveló que la torta fue obra de Delfina, su hija. “Chocotorta por Delfi, la más rica del mundo”, expresó la anterior pareja del marido de Pampita.

Entonces, la hermanastra de Beltrán se esmeró para hacer la torta, le puso ingenio para armar una B con confites, así como le agregó una figura de un futbolistas, con los colores de Boca Juniors, el cuadro de Beltrán.

Indudablemente, la armonía reina en la casa de Pampita, con la dificultad que siempre engloban las familias ensambladas, en esta oportunidad se exhibió el amor que se profesan los pequeños.