Lo Ultimo | Barbie Vélez | Alejandro Pucheta | padre

El papá de Barbie Vélez confesó que no fue bueno con ella

Alejandro Pucheta, el papá de Barbie Vélez, dijo en una reciente entrevista que no considera que fue un buen padre para ella.

Nazarena Vélez y Alejandro Pucheta se casaron en Quilmes en el año 1992, dos años más tarde tuvieron a Barbie Vélez y un año más tarde, se separaron. El representante artístico está acostumbrado a dejar su vida privada al margen de su carrera en los medios, sin embargo, en una reciente entrevista confesó que no fue un buen padre.

alejandro-pucheta.jpg
Alejandro Pucheta, el papá de Barbie Vélez, reveló que no fue buen padre

Alejandro Pucheta, el papá de Barbie Vélez, reveló que no fue buen padre

En conversación con Tomás Dente para el ciclo Vino para Vos, el periodista le mostró a Alejandro Pucheta un video de su hija, Barbie Vélez: "Sos el amor de mi vida, lo sabés, el hombre más bueno, hermoso y divino que conocí en la vida. Amo que seas mi padre. Te amo, sos un gran ejemplo para mí. Ojalá cada día me parezca un poco más a vos porque sos todo lo que está bien, una persona buena, responsable, sos trabajador. Te amo con toda mi alma. Amo ser única hija y espero que me ames un cuartito de lo que yo te amo", dijo la actriz.

Allí, Alejandro Pucheta se sinceró: "Bueno, claramente se nota que soy una persona muy fría porque si no lloré con estos tres videos ya no lloro nada. A Barbie siempre le pido disculpas porque siento que no fui un buen papá, pero por esto que te digo, que era muy joven y siento que no estuve en todo".

Luego, lleno de honestidad, Alejandro Pucheta dijo: "Si bien creo que estuvo en las mejores manos, que fueron las de mis papás, no fui un papá 24/7 con ella. Hoy trato de estar en todo, como dijo ella, a la hora que me llama voy por lo que sea. Pero nunca está de más pedir disculpas. Siempre le digo 'perdón por lo que no hice antes por vos'. Siento que fui mejor padre de grande que de chico. Hoy siento que no me quiero perder nada, quiero estar en todo y hacer lo que sea por ella. Pero no me canso de pedirle disculpas por lo que no hice en su momento".

Finalmente, el padre de Barbie Vélez reveló: "Prioricé mucho tiempo de mi vida el trabajo y me perdí muchas cosas de ella. Después me hizo un click la cabeza y dije 'no flaco, pará'. El click se dio más o menos hará diez años. Yo trabajaba todo el tiempo, de día, y los fines de semana con la cumbia a la noche. Por ahí me tocaba una gira de jueves a domingo y no la veía. Lo hacía porque siempre fui un laburante, un tipo humilde, y además sentía que lo hacía para el futuro de ella. Hasta que un día dije 'no, ya está, no me voy a hacer ni más rico ni más pobre porque deje de trabajar un fin de semana'".