Lo Ultimo | Baby Etchecopar | Óscar González Oro | Leandro

Baby Etchecopar habló del cáncer de su hijo Leandro

Durante su visita al programa "La noche de Mirtha" Baby Etchecopar contó que Leandro ya está en la etapa final de su tratamiento

Baby Etchecopar, Óscar González Oro, Eduardo Feinmann y Fernando Carnota asistieron como invitados a “La noche de Mirtha”, ciclo que por ahora está bajo la conducción de Juana Viale. Durante el programa hablaron de distintos temas que, por supuesto amanecieron en los titulares de la prensa, sin embargo hubo un momento en especial que resultó muy emotivo.

Sobre el final de la entretenida emisión del programa que logró imponerse en rating ante su competencia, "PH: Podemos Hablar", Óscar González Oro pidió levantar la copa por el hijo de Baby Etchecopar, Leandro, que está atravesando un problema de salud.

Baby Etchecopar 2.jpg

"¿Me dejas hacer un brindis chiquitito? Por Leandro, el hijo de Baby", consultó Óscar. A lo que el animador de "Basta Baby" respondió conmovido: "Muchas gracias. Está saliendo de una quimio y ya está" y agregó "Mirá, Leandro, qué homenaje te están haciendo los tíos".

Durante su participación en el ciclo, Baby también habló sobre el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández y el control de Máximo Kirchner en Radio 10.

Baby Etchecopar habló de la lucha de Leandro, su hijo: "Mi hijo está saliendo de una quimio"

"A Alberto lo sigo queriendo como Presidente pero ya no le creo nada", afirmó el conductor de Baby en el medio (Rivadavia). "Él fue el primero que desnudó la corrupción del kirchnerismo, ¿cómo le voy a creer ahora?", consideró y opinó que el presidente, con el caso de Vicentín y "la mafia" de las empresas aéreas, "está en una disyuntiva muy jodida".

"Cristina es el cáncer de la Argentina, honestamente ella no quiere a nadie. Si ella sigue en la Argentina, el país se termina", disparó.

"En Radio 10 siempre dije lo que quise, pero cuando ganó Cristina, Máximo [Kirchner] tuvo más poder; y yo no estoy para bajar línea ni adoctrinar. El Gato Sylvestre me decía que tenía que hacer reír, que si no me iban a echar, pero para eso tenés un montón de alcahuetes que lo hacen por la misma plata", finalizó Baby Etchecopar.