"Me acosó todo el fin de semana para que le adelante alguna pregunta", anticipó Pampita sobre su invitado/novio Pico Mónaco en el debut de Pampita on line por Telefe. La novela que antecede su programa le dejó un pico de rating delicioso: 12.2, con lo cual el pie derecho para el comienzo estaba asegurado.

Pampita -impecable y bella a más no poder- presentó a su equipo: Sol Pérez a quien trató de instalar -aún sin suerte- como "mucho más que un cuerpo" porque ella dará soluciones para la gente "desde el derecho" (es casi abogada), aunque se encargó de presentar una nota con Cinthya Fernandez hablando de su ex (??).

Luis Piñeyro hará espectáculos (pero la nota la hizo Sol Pérez); luego llegó Barbi Simmons, su amiga quien confesó que la idea del programa nació "en una piyamada de chicas" -como si tuvieran 12 años-.

Fede Bal estará por algunas semanas, según dijo. O le creció mucho el pelo o se agregó un poco; al menos dio esa impresión al ver una frondosa cabellera. Angie Balbiani es otra amiga de Pampita que viene del ciclo en cable el año pasado. A las 19.08 el programa estaba en 8.6, frente a los 6.4 de Iván de Pineda en El trece.

El ciclo básicamente repite y mantiene la estructura del año pasado en el canal KZO -donde continuará con media hora más que se grabará después del "vivo"-, con Pampita y su equipo repasando temas, adelantando notas, pero muy rápido fueron al "invitado" y llegó Pico Mónaco. Su perro Osvaldo ladraba a Pampita y ella le pedía al ex tenista que se corte el pelo.

Fueron al living para el reportaje íntimo (8.5 de rating) y ahí comenzó el programa propiamente dicho, buscando el impacto de la nota de los novios en el debut. Se nota que el perro Osvaldo es tema de conflicto de pareja; pasaron un video de él jugando con el can: "Vos te enojás conmigo; pero es cachorrito". Se nota que la modelo odia al animal. El novio lo que menos odia es la cámara; también canchero y mediático, lloró con el saludo de una sobrina -"sos muy familiero" le dijo ella con pianito de fondo- y muy cholulo de la conductora, por supuesto. Hace bien!

Tiempo después se sumaron los panelistas, y Piñeyro le preguntó si primero iba por un bebé o por el casamiento. Aunque no respondió, dio un dato: "Puede ser un 2018 con sorpresas", anunció el ex tenista.

"No me gustaría que mi hijo se dedique a jugar al tenis", sentenció rotundo

Otro momento emotivo fue cuando le mostraron la foto de su tía Beatriz, quien lo acompañó en sus inicios de la carrera: "Fue como mi madre, ella no tenía hijos y me quería mucho. Ella falleció cuando yo tenía 17 años, yo estaba en España, mi tía siempre me dijo que iba a ser un tenista profesional; tenía un cáncer mamario y la fulminó", señaló muy conmovido.

Embed
Embed

Embed
Embed

Embed

Embed

Embed